(Foto referncial)
COMPARTE

La transparencia disminuyó
notablemente en la mayoría de los medios impresos venezolanos en el período
2013- 2014, situación que también impactó el desempeño global de dichos
periódicos.

La afirmación constituye una de
los resultados más significativos del estudio comparativo 2013- 2014: La
responsabilidad social de los medios impresos, realizado por la organización
sin fines de lucro Medianálisis. El objetivo de la investigación era valorar el
desempeño de los referidos medios de comunicación y su contribución a la
democracia, con base en cuatro variables: Transparencia, participación
ciudadana, responsabilidad social y calidad periodística.

La presentación de las
conclusiones del estudio formó parte del simposio “La comunicación social latinoamericana
en el siglo XXI”, una de las actividades con la cual la Universidad
Arturo Michelena participó en el I Congreso de Investigación de la Facultad de
Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad de Carabobo.

La directora de proyectos de
Medianálisis, Gloria Carrasco, expuso que en 2013 el promedio de transparencia
se ubicó en 12,73 puntos y en 2014 bajó a 8,23. De acuerdo con la tendencia, 14
de los 15 periódicos evaluados desmejoraron en este aspecto. Precisó que dentro
de la variable transparencia se midieron los indicadores línea editorial,
dueños de medios, réplicas y desmentidos, y enmienda de errores.

Si bien el promedio de
participación ciudadana se mantuvo casi igual en ambos años (2013: 13,53
puntos; 2014: 13,07 puntos), Carrasco consideró que la participación fue
relativamente baja o aceptable, puesto que hubo una reducción de los mecanismos
idóneos para tal fin. “En 2013 notamos que se cerraron algunos espacios, por
ejemplo el tema de la incorporación de redes sociales. No sabemos si tiene que
ver con el tema de transparencia o porque las redes sociales son menos
controlables que otros espacios que se pueden abrir de forma mucha más
estricta, donde los requisitos son más definidos”.

Con respecto a la calidad
periodística, que es la razón de ser de cualquier medio de comunicación, la
directora de proyectos de Medianálisis indicó que el promedio se ubicó en una
escala baja (2013: 12 puntos; 2014: 11,09 puntos) y que uno de los aspectos que
influyó en ese resultado fue la información descontextualizada, “que puede ser
interpretada de cualquier manera”.

Sin embargo, calificó como positivo
el incremento del número de fuentes empleadas. “Probablemente los medios se
cuidaron de buscar más de una fuente para protegerse de las consecuencias que
pudieran tener las informaciones que suministraban”, manifestó.

Gloria Carrasco apuntó que también
efectuaron algunas preguntas para contextualizar la situación. Destacó que los
medios impresos que registraron un descenso en su rendimiento económico
disminuyeron su calidad periodística y desempeño global. Aseguró que aquellos
que percibieron limitaciones importantes en cuanto a su libertad editorial,
igualmente tuvieron un puntaje más bajo.

“Esto nos dice que hay exigencias
que hacerle al periodismo, pero también es cierto que hay que brindarle ciertas
condiciones para que se pueda ejercer de forma independiente, con calidad, y éste
pueda contribuir con el ejercicio de la democracia”, enfatizó.

Los medios impresos de cobertura
nacional y regional que participaron en el estudio comparativo fueron El
Nacional, El Universal, Últimas Noticias, Correo del Caroní, Panorama, La
Verdad, El Carabobeño, Notitarde, El Informador, El Impulso, El Tiempo, Nueva
Prensa de Guayana, Diario La Nación, Los Andes y El Norte.

Prensa UAM




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.