COMPARTE

AFP

Cerca de donde exdirigentes latinoamericanos desfilan ante los tribunales por el FifaGate, el domingo se llevará a cabo en Nueva York el sorteo de la Copa América Centenario, que con figuras de élite intentará redimir a la región por las heridas del escándalo del fútbol mundial.

El argentino Lionel Messi, el brasileño Neymar, el uruguayo Luis Suárez, el mortífero tridente del Barcleona, asi como el mexicano Javier ‘Chicharito’ Hernández y el colombiano James Rodríguez son los encargados de devolverle al fútbol latinoamericano el prestigio que sus anteriores dirigentes le quitaron.

En fila, uno por uno, fueron compareciendo en los tribunales de Brooklyn, al sureste de Nueva York, y la gran mayoría quedó en libertad bajo proceso por las increíbles fianzas que pudieron afrontar.

Todos acusados por la justicia estadounidense de aceptar millones de dólares en sobornos por la adjudicación de derechos de transmisión de ediciones de la Copa América.

El anterior presidente de la Conmebol, Juan Angel Napout, fue puesto en libertad bajo una fianza de 20 millones dólares, de los cuales 17 millones en efectivo.

Poco antes, su antecesor y exvicepresidente de la FIFA, el uruguayo Eugenio Figueredo dispuso de diez millones de dólares en inmuebles y aceptó colaborar con la justicia de su país.

Junto al paraguayo Nicolás Leoz conforman el ‘tridente’ de últimos presidentes de la Conmebol acusados por la justicia estadounidense de corrupción generalizada, un caso que hizo estallar los cimientos del fútbol mundial y alcanzó hasta al propio presidente de la FIFA, el dimitente Joseph Blatter.

De los que estaban en 2013, ninguno de los máximos dirigentes de las diez federaciones sudamericanas se encuentra actualmente en sus cargos.

“Es la crisis más grande que sufrió la Conmebol por el manejo irregular. No puede haber más malas prácticas en cuanto al manejo comercial de los derechos”, dijo el nuevo titular de la Conmebol, Alejandro Domínguez, tras ser electo hace menos de un mes.

Del vendaval tampoco se salvaron una decena de altos personeros de la Concacaf, la Confederación de América del Norte, Central y el Caribe, entre ellos su suspendido presidente, Alfredo Hawit.

Caras nuevas, como la de Domínguez, de 44 años, se verán el domingo durante el sorteo que se celebrará en el majestuoso teatro Hammerstein Ballroom de Nueva York.

– ¿La pelota no se mancha? –

Será la primera prueba de fuego para la nueva dirigencia de intentar revertir el escepticismo de los hinchas de la región.

Los futbolistas, que salvo excepciones, se mantuvieron en silencio ante el huracán que asoló a la región, hablarán desde el 3 hasta el 26 de junio en los campos de juego de diez ciudades estadounideneses.

Se presentarán también estelares de la talla de los chilenos Alexis Sánchez y Arturo Vidal, el uruguayo Edinson Cavani, los argentinos Angel Di María y Sergio Agüero.

Y además Argentina y sus angustias por 23 años sin títulos, Brasil con el síndrome del fracaso en su Mundial, Uruguay con Suárez recuperado de la suspensión de la FIFA y Chile, el campeón defensor de la Copa América-2015, con la incertidumbre de cómo funcionará José Antonio Pizzi, el reemplazante de Jorge Sampaoli.

México, con todo su potencial, y Estados Unidos, con la oportunidad de hacer despegar un deporte que sigue volando a media altura.

Al parecer suficiente como para que las páginas judiciales no se traguen a las deportivas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.