AP

 Lionel Messi cayó lesionado el sábado en el partido
del Barcelona contra el Las Palmas en la liga española y estará unos dos meses
de baja, según informó posteriormente la entidad azulgrana, tras realizarle las
pertinentes pruebas médicas en una clínica cercana.

«Las pruebas
realizadas han confirmado que el jugador sufre una rotura del ligamento
colateral interno de la rodilla izquierda. El tiempo aproximado de baja será
entre siete y ocho semanas», expuso el Barsa en un comunicado médico
oficial, tras la victoria por 2-1 sobre el Las Palmas.

«La peor
noticia ha sido la lesión de nuestro mejor hombre. Esperemos que se recupere lo
antes posibles», expresó su compañero Sergio Busquets, aún a pie de
cancha. «Sabemos que si Leo pide el cambio es que algo mal va, porque él
no suele quejarse. Aún no sabemos los pronósticos, pero parece que no va a ser
ni una semana ni dos, sino un pelín más. Es nuestro mejor hombre, el mejor del
mundo y por supuesto que lo vamos a notar. Esperemos que lo menos
posible».

El Barsa debe
jugar el primer clásico de la liga española contra el Real Madrid el próximo 21
de noviembre, una cita límite para la recuperación de Messi, quien se perdería, en el más
optimista de los casos, las próximas cinco fechas ligueras y cuatro jornadas de
la Liga de Campeones, que está disputando su fase de grupos.

«No he
mirado el calendario. Sólo he mirado que jugamos el martes contra el Bayer
Leverkusen. Es lo único que me interesa», dijo el técnico Luis Enrique
sobre el próximo partido de Champions. «No se trata de sobrevivir, no me
gusta esa expresión. Es una prueba y una motivación más para este equipo. Hay
que aceptar el reto y mejorar nuestro rendimiento porque podemos hacerlo. Estoy
triste por Messi, pero hay que
sacar esto adelante».

Messi, quien
tampoco estará disponible para jugar con la selección argentina los partidos de
eliminatorias al Mundial de Rusia 2018 frente a Ecuador y Paraguay en octubre,
abandonó el terreno de juego a los nueve minutos, tras dolerse de la
articulación en un choque fortuito con un contrario.

El astro
argentino se tiró al piso dolorido tras intentar un remate escorado a los
cuatro minutos y se tocó la parte afectada. En un primer instante, con la grada
del Camp Nou compungida por sus evoluciones, intentó reincorporarse tras ser
atendido en la banda y una breve charla con los médicos azulgranas.

Mientras Luis Enrique
hizo calentar a Munir El-Haddadi, Messi regresó a la cancha y pidió al
entrenador que aguantara el cambio. Pero, al primer balón que tocó, el rosarino
se dio cuenta de que no podía seguir, se sentó sobre el césped y se bajó la
media de la pierna izquierda, con aparente inflamación de la rodilla, mientras
sus compañeros le rodeaban preocupados.

Messi abandonó a continuación el terreno de
juego por El-Haddadi, mordiéndose la camiseta y con gesto visiblemente
contrariado, y se dirigió a la zona de vestuarios para recibir atención médica.

De allí pasó a un
hospital cercano al estadio Camp Nou, donde se le hicieron diversas pruebas.
Antes de la conclusión del partido, se vio a Messi abandonar la clínica junto a su hombre
de confianza, Pepe Costa, todavía cojeando pero por su propio pie.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.