La asistencia fue solicitada por los padres de los jóvenes. (Foto AFP)

El gobierno mexicano suscribió este miércoles un acuerdo que permite la llegada de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para asesorarle en la investigación sobre los 43 estudiantes desaparecidos y posiblemente masacrados, como habían solicitado familiares de las víctimas.

Representantes del Estado mexicano y el relator de la CIDH para este país, James Cavallaro, “concretaron hoy el acuerdo para la incorporación de la asistencia técnica” del organismo intercontinental en el caso de los jóvenes desaparecidos desde el 26 de septiembre en Iguala (Guerrero, sur), informó la cancillería en un comunicado.

Esta asistencia fue solicitada por los padres de los jóvenes, muy críticos con la investigación de la fiscalía mexicana, al presidente Enrique Peña Nieto en un encuentro privado el 29 de octubre.

Los familiares no creen en las declaraciones de algunos detenidos, difundidas por la fiscalía, que indican que los jóvenes fueron asesinados y sus cuerpos incinerados y arrojados a un río, y exigen al gobierno que sigan la búsqueda para encontrarlos vivos.

La cancillería no precisó la fecha de inicio de los trabajos de asesoría pero señaló que el acuerdo será oficializado en un evento la próxima semana al que asistirá el secretario ejecutivo de la CIDH, el mexicano Emilio Álvarez Icaza. 

Desde París, el subsecretario de Relaciones Exteriores (vicecanciller), Juan Manuel Gómez Robledo, dijo a la AFP que los expertos de la CIDH podrán “promover denuncias penales o impugnar decisiones” que hubiera tomado el gobierno durante la investigación.

“Es un acuerdo importante cuyo propósito es transparentar y garantizar la credibilidad de las investigaciones que ha llevado a cabo el Estado”, destacó el funcionario.

La noche del 26 de septiembre, los estudiantes fueron víctimas de ataques de policías locales de Iguala, que dejaron seis muertos. Los agentes entregaron a los 43 supervivientes a sicarios del cártel local Guerreros Unidos. 

La fiscalía anunció el viernes que tres supuestos sicarios detenidos confesaron haber asesinado e incinerado los cuerpos de los jóvenes en un basurero de Cocula, vecina a Iguala, y que después metieron los restos en bolsas de basura y los arrojaron a un río.

La fiscalía centra su investigación en intentar identificar una parte de esos restos, encontrados prácticamente carbonizados, que deben ser enviados este miércoles para su análisis a un laboratorio de la Universidad de Innsbruck (Austria).




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.