COMPARTE


Cyrus debutó su aventura en las artes visuales. (Foto AFP)

AFP

La diva pop Miley Cyrus, devenida en reina del twerking después de haber conquistado a los niños en sus tiempos de chica Disney, ahora es también una artista visual de la mano del chico malo de la moda Jeremy Scott.

Cyrus debutó su aventura en las artes visuales, apropiadamente titulada “Dirty Hippie”, durante el desfile primavera/verano de Jeremy Scott este miércoles en la Semana de la Moda de Nueva York.

Scott, rey de la moda joven casual, y la cantante de 21 años ofrecieron una jungla psicodélica de “animal print” y color.

Entre los accesorios y/o esculturas con la firma Cyrus figuraban una pipa de agua de metro y medio; un vibrador que, según ella, le lanzó al escenario un fan y lleva un cigarrillo de marihuana atado; un sombrero de fiesta con un iPod y una máscara con pequeños osos blancos.

Cyrus se sentó en la primera fila, con una sonrisa de oreja a oreja, durante el show de Scott. Luego acompañó al diseñador a saludar al público en la pasarela, vestida con pantalones multicolor, un corpiño a juego y tacos altos amarillos de Adidas.

Además de los accesorios de Cyrus, la colección de Scott fue un torbellino de colores, olas, rayas y manchas amarillas, naranjas, azules y rosa.

Un vestido anaranjado con flores amarillas y azules iba accesorizado con botas rosa de flores amarillas y una capa amarilla translúcida, que terminaba en bordes de peluche rosa.

También aparecieron pantalones muy cortos con chancletas de osos de peluche y faldas y vestidos decorados con calaveras.

Los cuadros pequeños estilo mantel –llamados “gingham”, una gran tendencia en las pasarelas esta temporada– también tuvieron su lugar en amarillo, verde y beige, llevados con minifaldas y “bralets” (corpiños que se llevan a la vista) a juego.

Llamó la atención un suéter turquesa con las palabras “no tomes drogas” escritas en el frente. En la parte de atrás, ponía: “dámelas a mí”.

Los modelos masculinos llevaron pantalones color oro con botas naranja y amarillas y chaquetas de flores.

“Estamos en la misma onda, es como una jungla psicodélica”, dijo Scott a la revista V hablando del arte de Cyrus. “Me gusta que las esculturas tienen un asepcto artesanal, que es parte del ‘look’ de todo el show”.

La cantante de “Wrecking Ball”, que actualmente está llevando mundialmente su gira “Bangerz” (prohibida en República Dominicana por obscena), dijo a la misma revista que su arte es “una metáfora, un ejemplo de (su) vida”.

Cyrus se convirtió en un ídolo adolescente en todo el mundo gracias a su papel en la serie de Disney “Hannah Montana”.

Pero, una vez terminado el contrato con Disney, la cantante y actriz decidió sacudirse esa imagen de niña buena y escandalizó al mundo del espectáculo durante la entrega de los Video Music Awards, donde protagonizó un “twerking” –sacudón de caderas– con el cantante Robin Thicke que la posicionó definitivamente en el equipo de los chicos malos de Hollywood.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.