COMPARTE

EFE

Obama lamentó en un comunicado la muerte de Didlake, una
negra que se sumó al Cuerpo Auxiliar de Mujeres del Ejército en 1943, y a la
que él recibió en el Despacho Oval el pasado 17 de julio.

“Emma Didlake sirvió a su país con distinción y honor,
y fue una verdadera pionera para generaciones de estadounidenses que han
sacrificado tanto por su país”, afirmó hoy Obama.

“Me sentí agradecido de poder dar la bienvenida a Emma
a la Casa Blanca el mes pasado. Michelle y yo enviamos nuestras más profundas
condolencias a su familia, sus amigos y a todos aquellos a los que inspiró a lo
largo de su larga vida, una vida estadounidense por excelencia”, agregó el
mandatario.

Didlake fue una de las alrededor de 150.000 mujeres que se
unieron al Cuerpo Auxiliar de Mujeres del Ejército estadounidense durante la
Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

Su nieta, Marilyn Horne, de 62 años, confirmó al diario
“San Antonio Express-News” que Didlake se había sentido especialmente
cansada durante los últimos días y finalmente el domingo enfermó y murió en
Detroit (Michigan).

“Hoy hace justo un mes que fuimos a la Casa Blanca.
Creo que sintió que había conseguido todo lo que quería y que podía descansar”,
afirmó al diario Horne.

Nacida en Boligee (Alabama) en 1905, Didlake tenía 38 años y
cinco hijos cuando decidió dejar por un tiempo su vida de ama de casa y
alistarse en la división de mujeres del Ejército, donde sirvió durante unos
siete meses dentro de Estados Unidos, como soldado raso y como conductora de
vehículos militares.

En 1944, Didlake y su familia se mudaron de Lynch (Kentucky)
a Detroit, donde siguió viviendo el resto de su vida y donde se unió a la
principal asociación negra del país, la Asociación Nacional para el Avance de
los Pueblos de Color (NAACP, por su sigla en inglés).

En 1963, Didlake se sumó a una de las marchas por los
derechos civiles lideradas por Martin Luther King Jr..

La que se consideraba hasta ahora la más anciana de todos
los veteranos de guerra estadounidenses ganó varios galardones durante su vida,
entre ellos una medalla al servicio en el Ejército de las mujeres, otra por su
servicio durante la Segunda Guerra Mundial y un homenaje a los logros de toda
su carrera por parte de la NAACP.

Didlake no hizo declaraciones a la prensa durante su reunión
con Obama el mes pasado en el Despacho Oval, a donde acudió en silla de ruedas,
vestida con un uniforme azul del Ejército y junto a su nieta Horne.

Tras la muerte de Didlake, el veterano de guerra más anciano
del que se tiene constancia en Estados Unidos es Richard Overton, de 109 años,
nacido en Texas en 1906, según el diario “San Antonio Express-News”




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.