(Foto Archivo)

EFE

Una multa, en última instancia, de la Comisión Europea (CE) al gigante de la tecnología Google por abuso de posición dominante, al favorecer sus propios productos en las búsquedas en internet, podría ascender a hasta 6.001 millones de dólares (5.661 millones de euros al cambio actual).

El procedimiento por abuso de posición dominante de la Unión Europea prevé la posibilidad de una multa de hasta el 10 % de la facturación anual, que, en el caso de Google ha sido en 2014 de 66.001 millones de dólares (62.263 millones de euros), según sus cuentas financieras remitidas a la Comisión del Mercado de Valores (SEC) de EEUU.

Los ingresos de la multinacional, que fue acusada hoy por la CE formalmente de abusar de su posición de dominio, al favorecer sus propios productos en las búsquedas en internet, y afronta también la apertura de una investigación antimonopolio a su sistema operativo para móviles, Android, han aumentado constantemente durante los últimos años.

Han pasado de 29.321 millones de dólares (27.661 millones de euros) en 2010, a 37.905 millones (35.758 millones de euros) en 2011, después a 46.039 millones (43.432 millones de euros) y a 55.519 millones (52.375 millones de euros) en 2013.

La Comisión Europea ha enviado un pliego de cargos con esas acusaciones formales a la compañía, más de cinco años después de haberle abierto una investigación.

La CE cree que el gigante informático “abusó de su posición dominante en los mercados de los servicios generales de búsquedas en internet en el espacio económico europeo, favoreciendo sistemáticamente la comparación de su propio producto de compra en las páginas de resultados de búsquedas generales”.

“La visión preliminar de la Comisión es que tal conducta infringe las normas antimonopolio de la UE porque reprime la competencia y perjudica a los consumidores”, señaló el Ejecutivo comunitario, que recordó que el envío de este pliego “no prejuzga el resultado de la investigación”.

La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, afirmó que Google “tiene ahora la oportunidad de convencer a la Comisión” de que no ha incurrido en un comportamiento anticompetencia y así evitar una sanción en última instancia.

Eso sí, advirtió: “Si la investigación confirma nuestras preocupaciones, Google tendrá que hacer frente a consecuencias legales y cambiar la manera en que hace negocios en Europa”.

Preguntada acerca de la posibilidad de imponerle una multa a la compañía, Vestager dijo: “No cerramos puertas” por el momento.

El buscador ya ha manifestado en su blog europeo que está en “fuerte desacuerdo” con la decisión de la Comisión y que desea explicarse y defenderse en las próximas semanas de la acusación comunitaria.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.