COMPARTE


La Navidad implica la renovación de la fe y la esperanza como expresión de amor a Dios. (Foto Clemente Espinoza)

Alfredo Fermín

“Hoy vas a saber que el Señor vendrá y nos salvará, y mañana contemplaréis su gloria. Mañana quedará borrada la maldad de la tierra y será nuestro rey el Salvador del mundo. Mañana contemplaréis su gloria”. Con estas palabras comienzan los cantos de entrada de la celebración de la Natividad del Señor que esta noche, a partir de las 7, presidirá monseñor Reinaldo Del Prette, arzobispo de Valencia, en la Catedral.

Al concluir el tiempo de Adviento que se prolongó durante los últimos cuatro domingos como señal de espera de la llegada del Niño Jesús, su encarnación es motivo de alegría universal pues, como escribió san León Magno, en Navidad es posible que, mientras Dios está en la tierra,nosotros podemos subir al cielo.

Sin embargo, el Misal del Vaticano II, destaca que el 25 de diciembre no es la fecha histórica del nacimiento de Jesús sino que fue elegido para suplantar, en Roma, la fiesta pagana del nacimiento del sol invicto con motivo del solsticio de invierno proponiendo a Cristo como luz que ilumina a las naciones.

Para la Iglesia Católica, la celebración de la Navidad debe ser un momento para la esperanza y la fe como expresión de amor a Dios, a nuestros amigos y enemigos.

En 2005 el papa Benedicto XVI exhortó a los cristianos que frente a una cultura consumista que tiende a ignorar los símbolos cristianos de las fiestas navideñas, preparémonos para celebrar con alegría el nacimiento del Salvador, transmitiendo a las nuevas generaciones los valores de las tradiciones que forman parte del patrimonio de nuestra fe y cultura.

La conmemoración de la llegada de Jesús tiene entre sus símbolos el nacimiento, llamado también pesebre o belén y el árbol de Navidad, ambos aceptados por la Iglesia.

El primer nacimiento fue ideado por san Francisco de Asís, fundador de la orden franciscana quien, en el año 1200, construyó una casita de paja en cuyo interior puso un asno y un buey e invitó a vecinos del lugar a representar la escena de adoración de los pastores. De acuerdo con una leyenda, durante esa representación aparecieron ángeles que se colocaron al lado de quienes personificaban al niño Jesús, a la Virgen y a San José.

El misterio de la Nochebuena también es festejada, universalmente, con el árbol de Navidad que, en forma de punta, color verde y luces, es símbolo de vida que trae al mundo oscuro, frío y no redimido una nueva esperanza y esplendor que es la verdad y la paz que trae Cristo a una sociedad que necesita reconciliarse.

Esta noche es Navidad

En Valencia, por medidas de seguridad, la llamada Misa de Gallo, que se celebraba cerca de la medianoche, en la Catedral, se efectuará a las 7:00 p.m. El arzobispo Reinaldo Del Prette presidirá la solemnidad, acompañado del párroco Pedro De Freitas. Los cantos litúrgicos y los aguinaldos estarán a cargo de la agrupación Fogón y

Tambor dirigida por don Pedro Paiva.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.