COMPARTE


El requerimiento de la industria nacional oscila entre 160 y 180 mil toneladas. (Foto Archivo)

Dayrí Blanco

Un año más de pérdida. La fatídica historia se repitió. El 2014 no fue positivo para los productores de naranjas del país. 60 mil toneladas se perdieron. Esto significa el 10% de la cosecha total que no pudo ser colocada en el mercado, mientras de forma reiterada y exagerada la empresa estatal Lácteos Los Andes importó concentrado de frutas cítricas.

Ricardo Bello, director de Frutales de Fedeagro, informó que se trata de mafias importadoras. No se justifica que el Estado esté dilapidando dólares preferenciales en traer un producto del exterior cuando en el país se produce su totalidad.

El requerimiento de la industria nacional oscila entre 160 y 180 mil toneladas, lo que quiere decir que con una tercera de la cosecha, que es de 600 mil toneladas al año, se cumple con la demanda. Por eso el representante gremial no duda en que existen factores enquistados dentro del Gobierno que abanderando el tema de la seguridad alimentaria esconden sus intenciones como lo son las figuras importadoras a través de las cuales se ha venido trabajando en los últimos años.

Ante tal panorama contradictorio, durante reunión en el Ministerio de Agricultura y Tierra, se exigió el cese definitivo de la compra en el extranjero de esa materia prima de parte de Lácteos Los Andes, para poder fortalecer a este sector que genera 90 mil empleos directos y 200 mil indirectos de los que 18 mil y 60 y mil, respectivamente, corresponden a Carabobo, donde se produce el 30% de naranjas de todo el país en 16 mil hectáreas de las 40 mil que se siembran cada año en Venezuela.

La exportación de naranjas frescas y concentrado frutal hacia zonas del Caribe es factible. En lugar de gastar dólares innecesarios, se generarían. Hace 10 años en el país se cosechaba de forma exitosa un millón de toneladas cada doce meses. Hoy ese número se redujo en 40%.

Al Gobierno también se le solicitó frenar los aumentos bruscos y repentinos de los fertilizantes, como ocurrió recientemente, cuando hasta en 500% aumentaron algunos rubros necesarios en el proceso de siembra. Esto significa que la estructura de costos debe ser revisada nuevamente. Se pidió además la recuperación de la vialidad de Carabobo, sobre todo la que conduce hacía el eje occidental que tiene serias fallas de borde e irregularidades asfálticas; y se sugirió que se retomen las reuniones periódicas entre el Ejecutivo y los productores, a fin de plantear problemas y soluciones.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.