COMPARTE


Los trabajadores de Corpoelec trabajaron a pesar del déficit 80% de insumos. (Foto César Pérez)

Luis Alejandro Borrero || lborrero@el-carabobeno.com

¿Navidades Felices? Del eslogan del Gobierno la realidad es distante. A las 2:45 a.m. los ventiladores se detuvieron. Los aires acondicionados se apagaron. El día de Nochebuena algunas comunidades de Maracay amanecieron sin electricidad.

Base Aragua, en el centro-norte de la ciudad, es de las urbanizaciones más emblemáticas de la clase media. Sus calles no describían un ambiente navideño. Soledad en las aceras, unos pocos caminando o paseando a los perros. Comercios cerrados y pocos carros.

Desde la madrugada al espíritu navideño de los vecinos se le cortó la chispa. En las últimas dos semanas, el de este miércoles fue el segundo apagón. Los transformadores subterráneos tienen fallas constantes. La urbanización está a oscuras.

En las calles los transeúntes expresaban su molestia. De lo tanto que el Gobierno ha quitado en más de una década; el no poder celebrar una fecha tan esperada es lo que más duele. En un urbanismo de edificios, cuando falla la electricidad se suspenden todos los servicios.

En las neveras, los panes de jamón peligran dañarse. Las hallacas que estaban listas para esta noche comienzan a preocupar. Los teléfonos celulares empiezan a sonar. “Se me fue la luz, si no llega, tendremos que hacer la reunión en otro lado”.

Las sábanas amanecieron húmedas del sudor. Vecinos no pudieron ducharse porque el sistema hidráulico de bombas estaba apagado. Los preparativos de la cena se retrasaron. Bajar y subir escaleras no estaba en los planes.

¿Quién va a venir a ponernos la luz un 24 de diciembre? Se preguntaban. Desconfían de la eficacia de las instituciones. A las 10:26am y contra todo pronóstico, en cada esquina de Base Aragua había una cuadrilla de Corpoelec intentando solucionar.

La abnegación y vocación de servicio de los trabajadores de Corpoelec no sabe de fechas. Abrieron las alcantarillas para revisar cada transformador. Solucionar lo antes posible es la meta. El Niño Dios y los regalos de Santa no pueden entregarse a oscuras.

San Isidro, otra muy poblada urbanización estaba en las mismas. Desde las 5:00pm de este martes no hay electricidad. Una fase del sistema se averió. La comida se les estaba dañando, comentaron en redes sociales.

En La Candelaria, al noroeste de Maracay el panorama era el mismo. Allí los trabajadores de Coropoelec pudieron resolver. Antes de mediodía la electricidad había sido restablecida. Una comunidad menos, faltan dos. En las neveras, el pan de jamón pasó de tibio a caliente ¿Serán posibles las felices fiestas?




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.