(Foto Archivo)

EFE

Las grandes potencias e Irán han acordado en Viena seguir negociando hasta el 30 de junio de 2015 un acuerdo que dé garantías de que Teherán no puede fabricar un arma atómica, informó hoy el ministro británico de Exteriores, Philip Hammond.

“Hemos hecho avances importantes, no nos podemos permitir parar ahora. Estamos empezando a entendernos los unos a los otros”, declaró Hammond a los periodistas en Viena tras casi una semana de negociaciones diplomáticas maratonianas.

Subrayó que es importante “mantener el ímpetu” actual para lograr un acuerdo y avanzó que en diciembre volverían a encontrarse los equipos negociadores.

El responsable británico aseguró que, durante la extensión de las negociaciones, Irán podrá acceder a unos 700 millones de dólares mensuales de activos bloqueados procedentes de la venta de su petróleo.

Por su parte, el jefe de la diplomacia alemana, Frank-Walter Steinmeier, declaró: “No hemos llegado tan lejos como habríamos deseado, pero hay nuevas ideas sobre la mesa”.

“Tenemos que aprovechar el impulso que se ha dado aquí en Viena no para hacer pausas, sino para seguir negociando de forma intensa en los próximos días y semanas”, subrayó Steinmeier.

A su vez, el ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius, declaró a la prensa que la comunidad internacional “necesita más tiempo” para poder examinar las nuevas propuestas.

“Hemos decidido una prolongación de las negociaciones para buscar un acuerdo, un acuerdo creíble”, dijo el ministro galo.

“En los últimos días, se presentaron nuevas ideas, eso necesita evidentemente un examen muy técnico, porque son cuestiones muy complejas. Necesitamos más tiempo para examinar esto”, precisó.

Los ministros de Exteriores y equipos negociadores de la seis potencias del G5+1 (EEUU, Rusia, China, Alemania, Francia y el Reino Unido) e Irán han buscado desde el pasado martes un acuerdo para poner fin a una disputa con Irán que se prolonga ya 12 años.

El Grupo 5+1 lanzó hace un año un proceso negociador con Irán con el objetivo de limitar su programa nuclear de forma que sea apto para actividades civiles pero no pueda desarrollar la bomba en un plazo de, al menos, un año.

Este esfuerzo negociador arrancó el pasado noviembre con una hoja de ruta por la que Irán se comprometió a paralizar parte de su programa nuclear a cambio de un cierto relajamiento de las sanciones internacionales que estrangulan su economía.

Los seis meses de plazo de este proceso fueron prorrogados el pasado julio, cuando se fijo el 24 de noviembre como la fecha tope para llegar a un acuerdo, y ahora se ha producido otra extensión hasta el último día de junio de 2015.

La cantidad de combustible nuclear, de uso militar y civil, que se permitiría producir a Irán, la velocidad a la que se deben levantar las sanciones y el tiempo durante el que el programa debe ser sometido a exhaustivos controles son los principales asuntos que impiden aún un acuerdo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.