(Foto EFE)

Cientos de miles de personas abandonan el valle de Katmandú (capital de Nepal) por la destrucción y el miedo a epidemias, pero organizaciones humanitarias advierten de que la situación provocada por el terremoto de 7,8 grados es peor en las zonas rurales que la ciudad.

Alrededor de 400.000 personas han abandonado Katmandú, donde miles continúan viviendo en las calles y los hospitales siguen saturados, aunque los comercios abren poco a poco.

Su destino son las zonas rurales de las que muchos de ellos proceden, pero los expertos alertan de que la situación es peor en el campo que en la ciudad.

“La gente intenta salir como puede de una ciudad medio destruida, donde miles siguen en la calle sin nada y hay miedo a que empiecen a propagarse enfermedades, pero en los campos a los que quieren llegar tampoco está garantizada toda la asistencia sanitaria”, advirtió a Efe la portavoz de Médicos Sin Fronteras Padma Priya.

La cooperante afirmó además que muchas personas van a Katmandú desde el campo en busca de ayuda “porque desconocen que también en la ciudad hay una crisis sanitaria”.

Miguel Ángel Rodríguez, portavoz de Cruz Roja, dijo a Efe que la situación es más preocupante en el campo que en la ciudad y estimó que “tres cuartas partes” de los afectados por el seísmo se encuentran en zonas rurales cercanas al epicentro.

A estas zonas del campo la ayuda llega con cuentagotas debido a las dificultades para acceder a ellas.

“Las carreteras rurales ya eran de muy mala calidad antes del terremoto. Ahora a algunas zonas solo se puede llegar en helicóptero o con sherpas”, indicó Rodríguez. El cooperante subrayó que el número de muertos puede subir considerablemente una vez que los equipos de rescate lleguen a todas las zonas rurales.

El número de muertos alcanzó los 5.489 y el de heridos los 10.965, se acuerdo con los últimos datos del Ministerio del Interior nepalí.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.