COMPARTE


La permanencia de viviendas improvisadas en las Parcelas de El Socorro evidencia anarquía e inseguridad jurídica. (Foto Kevin Barrios)

Las diligencias legales para la restitución de los derechos infringidos a los propietarios de los terrenos de Carpaca y el Haras Buena Suerte en las Parcelas de El Socorro, ocupados el 8 y el 11 de marzo respectivamente, comenzaron desde el primer día. Ni la justicia ni el decreto que prohíbe las invasiones en Carabobo les han servido de nada.

No solo se pidió el apoyo a las policías Nacional, de Carabobo y la de Valencia, sino que se introdujeron las denuncias respectivas ante la Fiscalía, el Comando Regional Número Dos y el Destacamento de Seguridad Urbana de la Guardia Nacional.

El expediente está en la Fiscalía décima desde el 12 de marzo. Apenas el lunes 9 de junio se abrió el procedimiento. Ese mismo día se ordenó la apertura de averiguaciones por parte de la Guardia Nacional, para lo que ya hay un funcionario asignado. El desalojo sigue lejos, pese a que los invasores perturbaron la posesión pacífica de los terrenos.

Casi tres meses tardó la fiscalía en procesar el escrito. La demora permitió no solo la deforestación de 12 hectáreas sembradas de árboles frutales, sino que facilitó que sujetos inescrupulosos que viven de invadir terrenos para posteriormente venderlos se convenzan de que en este país invadir es un negocio, aunque las leyes o algún decreto lo prohíban.

El 12 de junio se cumplieron tres meses del inicio de las acciones legales para el desalojo de los invasores que, según el decreto del gobernador de Carabobo, Francisco Ameliach, no tienen derecho a los beneficios contemplados en la Misión Vivienda y que debieron ser conminados a salir de los terrenos ocupados ilegalmente. Ni Gustavo Pulido ni el general Arquímedes Herrera Ruso, quienes tienen la potestad de movilizar a los cuerpos de seguridad del estado para tales fines según el escrito publicado en Gaceta Oficial, cumplieron con su deber. La razón es desconocida por ahora.

El decreto, sin embargo, se mantiene en el papel. Existe, está en Gaceta, pero es letra muerta, por lo menos para los propietarios de los terrenos invadidos en las Parcelas de El Socorro. (CG)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.