COMPARTE

Felícita Blanco

Familiares de Rubén Darío Andrade Sanabria acudieron ayer
a la morgue de Bello Monte
, reconocieron su cadáver por fotografía, y negaron
que el comerciante, de 55 años, se hubiera enfrentado con la policía.

Andrade vivía en el edificio Cerro Grande, de El Valle, y
según los testigos, se lo llevaron el martes de la calle 2, de la misma
parroquia,
lo mataron en la carretera Panamericana, lo despojaron de documentos
y demás pertenencias.

Su hermano Julio Andrade trabaja en la Alcaldía de
Libertador, está indignado y pide que se aclare esta situación
, porque su
hermano era “un hombre sano, trabajador, padre de familia. Si hubiese sido un
malandro yo no estaría aquí dando la cara. Esta es una maldita revolución que
lo que hace es andar matando gente inocente. No creo en nadie, no creo en esas
OLP”.

El martes Rubén Darío no llegó a dormir a su casa, su
esposa se preocupó y comenzó a buscarlo. Este miércoles en la mañana se enteraron por
Facebook
de la noticia, acudieron a la morgue y allí estaba. –Le vi dos tiros
en el pecho y uno en el abdomen. Dijo un pariente saliendo de la morgue y todos
rompieron a llorar.

Julio Andrade rechazó una información periodística según
la cual, su hermano era un delincuente
que pertenecía a una peligrosa banda y
negó que tuviera alias o mote.

Rubén Darío trabajó en el ministerio del Interior y
Justicia como perito de identificación, también en una empresa courier, era comerciante
informal y vivía del alquiler de un apartamento de playa que tenía en Puerto La
Cruz.

Andrade tenía tres hijos, de 26, 25 y 15 años, y era
yerno del comisario jubilado del Cicpc, Juan Bautista Zárate.

Junto con Andrade murieron Luis Daniel Palacios Sayas (55),
ex trabajador de Min-Justicia, y Maikel Enrique Montañéz Hernández (34), ex
funcionario de la PM, y ex trabajador de la Corporación de Servicios de la
Alcaldía de Caracas.

 

Versión oficial

De acuerdo con el boletín de prensa emitido por el ministerio del Interior y Justicia, el enfrentamiento se registró en el marco
del operativo OLP NF (Operación Liberación del Pueblo Nueva Fase) y los
abatidos apodados “El Contador”, “Pato Lucas” y “El Paco”
, formaban parte del
“cerebro organizador oculto dentro de la BCP (Banda Criminal Paramilitarizada)
dirigida por Tyahiwi Oswaldo Oropeza Guariguán, alias “Lucifer”, ultimado la
semana pasada en un hotel de la carretera Panamericana.

Según el ministro Gustavo González López, Palacios tenía
tres registros policiales por droga, y Andrade  estaba solicitado por hurto genérico.

En el sitio del enfrentamiento decomisaron un revólver
357, solicitado por el Cicpc, otro calibre 38 y una escopeta pajiza calibre 12.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.