COMPARTE

Marianela Ágreda Armas

El plato típico, ya no es ni tan típico. Las tradicionales
negritas desaparecieron del pabellón y de los almuerzos de muchos hogares. “Es
que las caraotas son importadas y no llegan”, aseguró Víctor Rodríguez, expendedor
en el Mercado Principal de Maracay. Desde hace dos semanas no llegan las
caraotas negras a ese establecimiento administrado por la alcaldía de Girardot.

Según manifiestan los proveedores a los comerciantes, la
producción nacional no cubre la demanda de la población. “En Guárico la
producción de caraota no llega ni a San Juan de los Morros, se queda en el
camino”.

Los granos que siempre tuvieron poca demanda son los que
permanecen en los puestos del Mercado Principal. Tapiramo, quinchoncho, frijol
y frijol bayo son los más accesibles. 340 bolívares por kilo. Las caraotas
rojas se dispararon a Bs 700, mientras que las arvejas también aumentaron a Bs
500.

En un lujo para gustos exquisitos se convirtió el garbanzo.
También importado desde México, se alzó a dos mil bolívares el kilo.
Restaurantes en las inmediaciones ofrecen los tradicionales callos con panza y
frijoles blancos porque la inclusión de los garbanzos es un lujo que solo
pueden pagar comensales de restaurantes del norte de la ciudad.

Ya no se puede comer, la carne casi en mil bolívares y me
llevo 200 bolívares de arvejas y es para comer una sola vez, comentó Yadira
Correa mientras adquiría algunos alimentos.

La situación en supermercados es peor. No hay ningún tipo de
granos y los estantes donde se exhibía ese rubro, hoy solo lo ocupan alpiste y
maíz para cotufas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.