COMPARTE


Clientes hacen largas colas para comprar repuestos. (Foto Carlos Andrés Pérez)

Dayrí Blanco

A la paralización técnica de las fábricas de autopartes del país se ha sumado otro factor que agudiza la crisis. Se trata del convenio cambiario 29, que fija el tipo de cambio de 11 bolívares para las importaciones de las industrias automotriz, carrocerías y autopartes, que antes de este anuncio se regían por la tasa Cencoex que es de 6,30.

El presidente ejecutivo de la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores (Favenpa), Omar Bautista, calificó este hecho como un golpe bajo debido a que este nuevo tipo de cambio es muy superior al que existía para el momento en que se adquirió la materia prima, que ya fue procesada y vendida durante el 2013. Ahora tendrán que honrar esas obligaciones de pago con los proveedores internacionales a una tasa mayor. Las pérdidas cambiarias que se han calculado causarán un gran impacto negativo en el sector.

El referido convenio contempla todas aquellas solicitudes de divisas que están pendientes en el Cencoex, lo que indica que cuando se liquiden esas peticiones, no será al tipo de cambio de 6,30 bolívares por dólar al que se adquirió la mercancía. Desde Favenpa se ha hecho la petición al Ejecutivo que con urgencia se corrija esta medida, a fin de no afectar más a la industria que ya está en crisis por la severa caída de la producción.

””




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.