COMPARTE


Medio millón de casos “extra” se debe a que han mejorado las técnicas de detección. (Foto Archivo)

EFE

Unos 9 millones de personas desarrollaron tuberculosis en 2013, 500.000 casos más de lo que se había estimado previamente, según revela un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicado.

El medio millón de casos “extra” se debe a que han mejorado las técnicas de detección, recolección y transmisión de la información, especifica el texto.

A pesar de ello, sólo 6 millones fueron realmente diagnosticados, por lo que “tres millones de personas están fuera del sistema, y por tanto no tienen acceso a tratamiento”, afirmó en rueda de prensa Mario Raviglione, director del programa mundial sobre tuberculosis de la OMS.

El 85 por ciento de los que desarrollan tuberculosis en el mundo se curan, por lo que la cifra acumulada de pacientes no difiere enormemente de los nuevos infectados.

Según el estudio, el total acumulado de personas que padecieron tuberculosis en 2013 se elevó a 11 millones.

Se estima que, desde el año 2000, 37 millones de vidas se han salvado gracias a un diagnóstico temprano y a un tratamiento efectivo.

Sin embargo, la OMS lamenta que, anualmente, se sigan perdiendo vidas de una enfermedad curable por falta de diagnóstico.

De los 9 millones de personas que padecieron la enfermedad, 1,5 millones de ellos murieron.

Pese a ello, el informe destaca que la mortalidad está disminuyendo, y de hecho ha caído un 45 por ciento desde 1990.

La tuberculosis sigue siendo la segunda enfermedad más mortal causada por un solo agente infeccioso.

Uno de los principales problemas es la falta de financiación: según la OMS se necesitan 8.000 millones de dólares para luchar globalmente contra la enfermedad, pero sólo se obtienen 6.000 millones.

Con respecto a la tuberculosis multiresistente (MDR-TB), el año pasado la OMS declaró que era una crisis sanitaria y debía tratarse con urgencia, algo que “todavía persiste”, puntualizó Raviglione.

La OMS estima que en 2013 se dieron 480.000 casos de MDR-TB, lo que representa un 3,5 por ciento de las personas que desarrollaron la enfermedad.

Concretamente, se diagnosticaron 136.000 de MDR-TB, 97.000 de los cuales pudieron acceder al tratamiento.

Estos datos revelan que otros 39.000 pacientes no fueron tratados.

Esta versión de la enfermedad es mucho más difícil de sanar, mucho más larga -dos años en lugar de seis meses- y mucho más cara.

El informe señala que las zonas geográficas más afectadas por el MDR-TB son Europa Oriental y Asia Central.

“La caída de la Unión Soviética puso las condiciones idóneas para ello: el sistema de salud colapsó y la pobreza se expandió”.

“Pero además había un problema de base, y es que no se trataba a los pacientes con el estándar de cuatro medicamentos, sino sólo con uno, con lo que se dejaban escapar bacilos mutantes resistentes a otras medicinas. Las personas comenzaron a infectar a otras y se creó la epidemia”, explicó Raviglione.

Desde el 2009 al 2013 se triplicó el número de casos detectados de tuberculosis multiresistente.

Estos nuevos datos son el resultado de la aplicación en 27 países en desarrollo el programa EXPAND TB, para mejorar las técnicas de detección y diagnosis de la enfermedad en general y de la multiresistente en particular.

Globalmente, sólo 48 por ciento de las personas que padecen MDR-TB se curan.

Aún más grave es la tuberculosis multiresistente extensa (XDR-TB), que se está expandiendo y ha sido diagnosticada en cien países.

El estudio revela que sólo el 22 por ciento de los pacientes de XDR-TB se curan.

Otro de los desafíos de la comunidad internacional es lidiar con la epidemia “TB-VIH”.

De los 9 millones de personas que desarrollaron tuberculosis en 2009, 1,1 millones (el 13%) eran seropositivos, y cuatro de cada cinco casos ocurren en África.

De los 1,5 millones de fallecieron, 360.000 también convivían con el virus del sida.

Si bien esta cifra revela que las muertes relacionadas con ambas enfermedades se redujeron un tercio en la última década (de 540.000 en 2004 a las 360.000 actuales), la OMS pone énfasis en señalar que son necesarias más medidas de prevención y más disponibilidad de antiretrovirales.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.