EFE

 Un grupo de expertos
de Naciones Unidas y del Sistema Interamericano de Derechos Humanos lamentó este
miércoles los intentos por desacreditar e intimidar a los defensores de
derechos humanos en la televisión controlada por el Estado venezolano.

“Es hora de poner fin a este vergonzoso acoso
televisado de activistas de derechos humanos en Venezuela”, dijeron los
expertos en un comunicado.

“Condenamos lo que se ha convertido en un claro patrón
para intimidar y difamar a defensores de derechos humanos sólo por promoverlos
en su país y participar con organismos internacionales y regionales”, dijeron
los expertos de la ONU.

El comunicado lo suscriben los relatores especiales de la
ONU Michel Forst, sobre la situación de los defensores de los Derechos Humanos;
David Kaye, sobre la promoción y la protección del derecho a la libertad de
opinión y de expresión; y Maina Kiai, de los derechos a la libertad de reunión
pacífica y de asociación.

También lo firman los expertos del Sistema Interamericano de
Derechos Humanos José de Jesús Orozco, relator sobre Defensoras y Defensores de
los Derechos Humanos; y Edison Lanza, sobre Libertad de Expresión.

Los expertos llamaron la atención del ataque sistemático a
través del programa televisivo semanal ‘Con el Mazo Dando’, transmitido por el
canal estatal Venezolana de Televisión, conducido por el presidente de la Asamblea
Nacional, Diosdado Cabello.

“Cabello sale al aire haciendo acusaciones contra
activistas de derechos humanos y organizaciones de la sociedad civil, con el
aparente fin de intimidarlos”, dicen los expertos.

Los expertos recordaron que el Gobierno venezolano tiene que
respetar y defender la participación de los defensores de los derechos en los
procedimientos y las actividades en los órganos internacionales y regionales.

“Cualquier acción realizada para evitar o menoscabar la
relación de defensores y defensoras con los órganos regionales o
internacionales contraviene directamente el Derecho Internacional”,
subrayaron.

“Los defensores de derechos humanos y las
organizaciones de la sociedad civil deben poder llevar a cabo su trabajo en
materia de derechos humanos, así como cooperar libremente y con seguridad con
los mecanismos internacionales y regionales sin temor a intimidación y
represalias”, recordaron los expertos.

Los relatores denuncian, específicamente, tres incidentes
recientes “de represalias televisadas injustificables”.

“El 11 de febrero y el 18 de marzo de 2015 varios
defensores de derechos humanos y sus organizaciones fueron señalados y
difamados en el programa ‘Con el Mazo Dando’, antes y después de su
participación en las audiencias sobre Venezuela ante la Comisión Interamericana
de Derechos Humanos en marzo de 2015”.

Asimismo, el comunicado lamenta que el programa de
televisión continuó señalando a defensores de derechos humanos tras su
participación en la sesión de junio de 2015 del Comité de Derechos Económicos,
Sociales y Culturales de la ONU, donde se examinaba el caso de Venezuela.

“Algunas organizaciones fueron también falsamente
acusadas en Twitter por el Director de la Comisión Nacional de
Telecomunicaciones, William Castillo, de haber recibido fondos internacionales
para difundir información negativa sobre Venezuela”, señalaron.

Asimismo, se critica que el 1 de julio de 2015 el programa
hizo comentarios despectivos contra varios miembros de la sociedad civil y sus
organizaciones tras su colaboración con el Comité de Derechos Humanos de la ONU
durante la revisión del cuarto informe periódico de Venezuela.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.