COMPARTE


(Foto Archivo/El Carabobeño)

Alfredo Fermín || afermin@el-carabobeno.com

Franklin López, presidente del Centro de Ingenieros del estado Carabobo, asegura que de acuerdo a como está la situación del país, el Metro de Valencia continuará esperando por mucho tiempo.

No somos optimistas con el Metro -argumentó- porque la topa llegó hasta El Viñedo y allí está. “En la campaña electoral para la alcaldía se nos permitió el acceso y comprobamos que, prácticamente, no se está haciendo nada. Las máquinas que están bajo tierra se han deteriorado por el óxido y reactivarlas costará mucho dinero, así que no nos hagamos ilusiones con las promesas que vendrán para la campaña de las elecciones parlamentarias en 2015”.

Franklin López, ingeniero egresado de la Universidad de Carabobo, fue reelecto presidente del Centro de Ingenieros del estado Carabobo el 3 de octubre, en unas elecciones que, como en el resto del país, crearon expectativas porque eran una oportunidad para demostrar la unidad necesaria de los sectores progresistas en momentos en que el país se está desmembrando con una situación económica que afecta a todos.

-¿Estuvo confiado en que ganaría las elecciones?

-Era un reto y lo logramos ganando con 80 por ciento a nuestro favor y 20 por ciento para el sector oficial. Fueron mil 800 votos contra 400. Eso reflejó la visión que tenemos de cómo debe desarrollarse el país frente a la visión que tienen otros colegas, afectos al Gobierno, a los que respetamos su posición.

En estas elecciones las presiones del Gobierno fueron un abuso del poder al extremo de utilizar grúas de 20 metros de altura para colocar la propaganda. En Puerto Cabello la situación fue muy complicada porque en ese municipio y en Morón hay grandes empresas del Estado donde dieron órdenes de votar por el oficialismo. Sin embargo, se produjo el mismo fenómeno que en Valencia con una derrota histórica de seis puestos contra uno en la junta directiva.

Los ingenieros demostramos que no estamos de acuerdo con la manera como se está dirigiendo el país. Recuperamos esa zona que habíamos perdido en las elecciones de 2004.

Lo mismo ocurrió en Cojedes, un estado cuyos mayores ingresos los aporta el Gobierno. Esto fue una verdadera sorpresa que no esperábamos.

-¿Fuiste objeto de amenazas durante la campaña electoral?

-La plancha del Gobierno pretendió pasarme al Tribunal Disciplinario del Colegio acusándome de que en el Centro de Ingenieros de Carabobo se celebraban reuniones políticas. Eso no prosperó porque ellos también realizan reuniones allí. Eso continuará así; continuaremos promoviendo el encuentro de ambos sectores porque el país lo requiere para buscar soluciones a tantos problemas que tenemos.

– ¿En momentos tan difíciles cuáles serán las prioridades en esta nueva gestión al frente del Centro de Ingenieros?

-De acuerdo con la ley, los ingenieros somos asesores del Estado según sus competencias, por lo cual hemos realizado gestiones para el mejoramiento del ejercicio profesional. En noviembre de este año firmamos un convenio con Logos International University de Miami para seguir estudios de doctorado en Administración y Gestión Pública a través de Internet.

Estos estudios serán avalados por el Instituto Superior de Ingeniería del Centro de Ingenieros que está inscrito en el Ministerio de Educación. Ese mismo convenio lo firmó, en 2013, la Universidad Central de Venezuela.

A partir de enero debemos comenzar a implementar el doctorado, tomando en cuenta que la tendencia actual es de estudios a distancia, semipresenciales, por los altos costos para el traslado a los centros de estudios y por las facilidades que ofrece Internet.

Vamos a seguir haciendo énfasis en el mejoramiento de los servicios públicos porque tenemos estudios de la movilidad, de la mala calidad del agua y tenemos propuestas para solucionar esos problemas. Somos optimistas y creemos que habrá un cambio en la forma de vivir en este país.

Cuando eso llegue tenemos que estar preparados de acuerdo con las exigencias mundiales ante las cuales nos hemos quedado atrás. Por ejemplo, las instalaciones de Planta Centro están obsoletas. Lo que hay allí estaba instalado para funcionar 30 años y las unidades no han sido repuestas. Tienen tiempo construyendo la unidad número seis a cargo de cubanos, cuando los ingenieros venezolanos están más capacitados para eso. Por esa deficiencia son frecuentes los cortes eléctricos.

Entre nuestros compromisos prioritarios, para el año que viene, tenemos en Valencia los Juegos Nacionales de Ingenieros. Nos estamos preparando para eso.

-¿Qué tienen previsto para la seguridad social de los agremiados?

-Como lo prometimos en la campaña electoral, vamos a abrir en nuestra sede una clínica de atención primaria que contará con servicios odontológicos, laboratorio clínico con precios especiales para nuestros agremiados y estableceremos alianzas con empresas aseguradoras para obtener pólizas de hospitalización, cirugía y maternidad ventajosas. Y rescataremos el plan de préstamos para la adquisición de viviendas y de vehículos.

-¿En qué situación se encuentra la industria de la construcción en el estado Carabobo?

-Hace un mes nos reunimos el Colegio de Ingenieros, la Cámara de la Construcción y la Cámara Inmobiliaria y el presidente de esta institución, Tony Muci, nos sorprendió con un estudio sobre la construcción en el estado Carabobo en el que se advierte que la situación está muy grave.

Con análisis y estadísticas nos demostraron que en el municipio que más se está construyendo es Los Guayos. En Valencia la construcción es muy baja por la escasez de materiales como el cemento y la cabilla, que es muy difícil conseguir y su traslado siempre es un riesgo.

Es alarmante la cantidad de requisitos que piden para conseguir viviendas. Al Colegio de Ingenieros le preocupa mucho esta situación porque los nuevos ingenieros no tienen dónde vivir con sus familias.

-¿El proyecto anunciado por el gobernador Francisco Ameliach y su hermano Saúl para la construcción de la Ciudad Chávez podría ser una solución al problema de la vivienda?

-Más de lo que había en terrenos cercanos al Hipódromo, donde se iba a construir el proyecto, allí no se ha hecho nada. Conversamos con Saúl Ameliach y le dijimos que nos parece muy bien ese proyecto, porque nadie se puede oponer a que haya viviendas para todos los carabobeños. Pero allí no hay ni siquiera proyectos para los servicios de agua, electricidad y vialidad. Eso se paró porque fue un proyecto de propaganda en un momento en que el Gobierno tenía problemas.

-¿Cree que los trabajos del Metro estén avanzando?

-Eso es algo demasiado lamentable, porque después de que el Gobierno nacional le quitó la construcción de la obra al alcalde Paco Cabrera, a quien Dios tenga en la gloria, lo que hubo fue la destrucción de la avenida Bolívar que, prácticamente, era una autopista de cuatro canales, en la que se había hecho una considerable inversión.

El Gobierno, sin ninguna razón, taló una gran cantidad de árboles en la isla de la avenida y obstaculizó la transitabilidad desde el hipermercado Bicentenario hasta El Recreo. Esto creó molestias a la población y llevó a la quiebra a una cantidad de comerciantes producto de la inoperancia.

En lo personal, como está la situación del país, considero que el Metro continuará esperando mucho tiempo más. Por eso propuse, como coordinador del gabinete de Infraestructura para el Desarrollo de Valencia en los próximos cuatro años, promovido por la alcaldía, que todos los sectores se organicen, encabezados por el gobernador Francisco Ameliach, para exigirle al Gobierno nacional que destine los recursos para continuar esa obra y ponerla en funcionamiento.

-¿Cómo está la construcción del túnel para unir a Valencia con San Diego?

-Eso es factible pero el Gobierno no muestra interés en construirlo porque lo tiene para prometerlo en momentos de dificultades políticas. Allí no se está haciendo nada. Cuando les conviene colocan una máquina, hacen un movimiento de tierra, toman fotos y elaboran boletines de prensa para que los medios de comunicación social digan que la obra está adelantada.

En el Colegio de Ingenieros tenemos mucho cuidado con esa obra porque no queremos que nos involucren en un tema con el cual el Gobierno regional lo que está haciendo es política.

Nueva sede y zona rental

-Tenemos un proyecto ambicioso para construir una nueva sede y zona rental en el terrenos de cinco mil metros cuadrados donados al Colegio en 1955 por el gobierno de Carabobo, en la avenida de Los Colegios en Guaparo. Construiremos un edificio de 24 pisos de los cuales tres serán subterráneos para estacionamiento, 15 para oficinas, dos pisos comerciales, un auditorio de usos múltiples y un piso para restaurantes de alta gastronomía y feria de comida de acuerdo con el proyecto realizado por el doctor Mario Fierro.

-¿Quién financiará esa obra?

Se han acercado bancos e inversionistas particulares que plantean que si nosotros hacemos los proyectos podemos dirigir la construcción para que una empresa privada se encargue de la promoción y venta.-Tenemos entendido que todas las sedes de los centros regionales son propiedad del Colegio de Ingenieros de Venezuela.

¿Cómo harán para solventar este inconveniente?

Hace más de 30 años la junta directiva, presidida por Pedro Solovey, creó una fundación con el Colegio de Ingenieros de Venezuela, al cual le pertenecen todas las instalaciones del gremio. Mediante ese acuerdo, de los 36 centros que existen en el país, el único que es dueño de sus instalaciones es el de Carabobo porque le fueron donados a dicha fundación, cuyo primer presidente fue José Bertrand, a quien sucedió Jorge Serrano, ex presidente de Fedecámaras.

-¿Cuándo arrancará la construcción de esta obra?

Tenemos el plano, el anteproyecto del edificio y las células catastrales pero tenemos que esperar a que en el país haya seguridad jurídica, respeto a la propiedad privada y estabilidad.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.