COMPARTE
Eduardo Fernández no coincide con Henry Ramos Allup, presidente de la Asamblea Nacional (AN), en que la prioridad es sacar a Nicolás Maduro de la presidencia de la República, en el lapso de 6 meses a través de un referendo revocatorio. 

Le parece más acertado que, tanto el Gobierno como la oposición, se pongan de acuerdo para integrar un gobierno de unidad nacional. 

El dirigente socialcristiano ha presentado un documento titulado “Frente al 2016” en el que sostiene que la crisis económica y social de Venezuela se agravará más porque, ni el Gobierno ni la oposición, la pueden enfrentar, por lo cual ambos bandos deben coincidir con una agenda compartida en la que se tenga en cuenta que “la prioridad es la comida, el hambre, las colas, el desabastecimiento y la inseguridad cuyas consecuencias son demasiado graves”. 

Para enfrentar esta situación considera que hace falta un gobierno que tenga la fuerza suficiente para adoptar las medidas que se deben tomar, entre ellas regularizar el precio de la gasolina. “El Gobierno habla de eso pero no se atreve a tomar medidas porque le tiene miedo a las consecuencias, pero si la oposición tomara el Gobierno tampoco lo haría, por las consecuencias políticas y porque no tendría fuerza para hacerlo”.  

Fernández considera necesario presionar al Gobierno para que  entienda que debe dialogar en serio, no como propaganda, sino de verdad para acompañar el interés de la oposición en ayudar a resolver estos problemas.

Porque la gente no está interesada en oír hablar de cuestiones políticas y electorales sino en que se resuelvan los problemas, para evitar una crisis económica y social que se vislumbra con el hambre. 

En un clima de confrontación, no habrá las inversiones que éste país necesita, que no tienen por qué ser inversiones internacionales. 

Bastaría con que los empresarios venezolanos traigan un porcentaje, de lo que tienen en el exterior, para que el país se reactive. 

Pero esos capitales no vendrán con amenazas sino enamorándolos con confianza en que tendremos una política económica responsable y seria, moderna para resolver el problema de la pobreza con la generación de empleos productivos, estables y bien remunerados, sostiene el dirigente. (AF)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.