COMPARTE

Luisa Quintero || lquintero@el-carabobeno.com

El silencio en las publicaciones
epidemiológicas se acentúa.  Han pasado
ocho largos meses para la epidemiología nacional desde que el último boletín
obligatorio de Ministerio de Salud se publicó en la web. Cuatro meses desde que
el ministro Henry Ventura decidiera descartar el boletín por cuestionadas
ruedas de prensa todos los viernes que tampoco se han cumplido.

José Félix Oletta, epidemiólogo y
ex ministro de Sanidad, afirmó que la Salud pública de un país no se puede
conducir sin herramientas. La información no es privilegiada para el actual
ministro Ventura pues también le pertenece a la ciudadanía. La Organización
Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud también demandan
la publicación de cifras oficiales sobre enfermedades de notificación
obligatoria en Venezuela.

La falta de información oficial
no oculta el estado de las tres enfermedades que han atacado con mayor fuerza a
la población venezolana en los últimos años. Para la semana 25, según datos de
los boletines Epi-16, se estima que hay 12 mil 500 casos acumulados de dengue,
13 mil 500 personas que han sido afectadas por la chikungunya mientras que la
malaria registró niveles históricos al presentar un 56% de aumento con respecto
al mismo periodo del año anterior (60 mil 900 infectados).

Estas enfermedades presentan un
aumento exponencial de 300 y hasta 600 nuevos casos por semana, detalló Oletta.
La poca vigilancia y control de MinSalud se expresa en un riesgo inminente de
la expansión de estas enfermedades trasmitidas por un vector común, el zancudo.
La malaria es el caso más preocupante para los epidemiólogos del país, pues ya
se han registrado casos autóctonos en Miranda y Portuguesa, mientras que los
focos activos ubicados en Bolívar todavía no han sido eliminados. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.