COMPARTE


En ocho años se han contabilizado 127 episodios de brote de mal de chagas. (Foto Archivo)

LUISA QUINTERO || lquintero@el-carabobeno.com

El descuido de las autoridades del Ministerio Popular Para la Salud (MPPS) durante los últimos años para controlar los vectores que transmiten enfermedades a la población además de realizar las tareas adecuadas en saneamiento ambiental ha sido el factor principal para el repunte de enfermedades durante 2014, además de una nueva epidemia que pudo prevenirse como el chikungunya, destacó Ángel Rafael Orihuela, epidemiólogo y exministro de Sanidad y Asistencia Social.

Mientras no aparezca el boletín epidemiológico no se puede constatar el estado del dengue o malaria, reconoció el epidemiólogo, aunque las estimaciones para el cierre del año es que estas enfermedades superen los más de 80 mil casos notificados por los centros de salud al MPPS. No se puede inventar un boletín contra la verdad, mientras no aparezca el boletín no se puede negar o afirmar algo, esta situación ha pasado periódicamente desde 2007, afirmó el médico.

En ocho años se han contabilizado 127 episodios de brote de mal de chagas por vía oral, lo que evidencia los pocos esfuerzos en realizar prevención en la población además de eliminar la mayor cantidad posible de vectores en el ambiente. La publicación esporádica de boletines y la falta de publicación del anuario de mortalidad y morbilidad desde 2011 impiden trazar estrategias importantes para la salud, aseguró Orihuela.

””




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.