Manny Pacquiao se enfrentará a Floyd Mayweather el 2 de mayo en Las Vegas en el combate más esperado de los últimos años. (Foto EFE)

dpa

El filipino Manny Pacquiao dejó de lado la habitual batalla psicológica antes de un combate de boxeo y ofreció a su rival, el estadounidense Floyd Mayweather, rezar juntos tras la pelea del 2 de mayo.

“Sólo quiero mandarle este mensaje: no es nada personal. Estamos haciendo nuestro trabajo y después de la pelea, si pudiera hablar con él, quiero compartir la palabra de dios. Quiero hablar con él de dios, de por qué necesitamos a dios”, dijo Pacquiao en el día de puertas abiertas a los medios en su gimnasio de Los Angeles.

Mayweather y Pacquiao se enfrentan el 2 de mayo en Las Vegas en el combate más esperado de los últimos años.

Pacquiao se mostró sereno y confiado en poder ser el primer púgil en batir al invicto Mayweather.

El promotor, Bob Arum, comparó la confianza que ve en el filipino con la que veía en un joven Pacquiao cuando batió al favorito Oscar De La Hoya en 2008.

“La gente pensaba que iba a matar a Manny. Yo sabía que Manny no sólo sentía que sería competitivo, sino que ganaría a Oscar. Y eso es lo que estoy percibiendo ahora también”, dijo Arum.

También el entrenador, Freddie Roach, ve aspectos positivos. “La actitud de Manny es realmente diferente para esta pelea. Nunca lo vi trabajar tan duro. Estoy feliz de ver dónde está”.

Pacquiao incluso ha estado viendo videos de su oponente, algo que no suele hacer antes de un combate. Roach asegura que el filipino, de 36 años, está pegando más duro que nunca.

El filipino afirmó que espera que Mayweather, un astro en defensa, no corra y decida intercambiar golpes. “La gente quiere una pelea emocionante. Lo llaman boxeo. Boxeo es pegar. Eso es lo que quieren los fans, acción”, señaló, según los medios locales.

Tras meses de negociaciones, el 20 de febrero se confirmó la celebración del combate entre las dos grandes estrellas del ring.

Mayweather, de 37 años, está invicto en su carrera (47-0) con 26 KOs. Pacquiao, de 36 años, tiene un récord de 57-5-2 con 38 KOs tras batir a Chris Algieri en noviembre del año pasado.

La bolsa que se repartirán los púgiles podría alcanzar los 200 millones, de los que 120 serían para el estadounidense y 80 para el filipino.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.