COMPARTE

EFE

Después de 27 años de “El Caracazo”,
los militares prometen no empuñar sus armas contra el pueblo,según lo indicó este sábado el jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB),
general Vladimir Padrino López.

Tenemos la firme convicción de que los soldados y soldadas de la patria
nunca más empuñaran sus armas contra el pueblo
y permanecerán siempre a su lado
en procura de la suprema felicidad, la paz y la convivencia de un Estado
democrático, con verdadera justicia social y libertades plenas”, dijo en
un comunicado.

El 27 y 28 de febrero de 1989 quedaron grabadas como unas de las páginas
más tristes y oscuras de nuestra historia
contemporánea. La grotesca actuación
de la dirigencia política de entonces, que de manera irresponsable y criminal ordenó
la actuación de la fuerza pública, desencadenó una brutal represión”,
añadió Padrino López.

A
27 años de la masacre y tras profundas reflexiones y
rectificaciones, prosiguió Padrino, la FANB ha alcanzado un nivel
de conciencia superior.

“Nos sentimos plenamente integrados a la sociedad venezolana, en perfecta
unión cívico-militar, y participando activamente en el desarrollo
nacional”, agregó. También expresó a los familiares de las víctimas de la
masacre su “profundo pesar”
y abogó a sus creencias religiosas para
pedir que jamás regrese la violencia.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.