EFE

El papa Francisco calificó el desempleo juvenil en muchos países como una enfermedad social y de escándalo.  Pidió que se soluciones con medidas urgentes, esto al recibir a representantes de la Fundación Centesimus Annus ayer jueves.

“La tasa de desempleo juvenil es un escándalo que no sólo pide que sea afrontado en términos económicos sino, y no menos urgentemente, como una enfermedad social, en el momento en el que a nuestra juventud se les roba la esperanza y se desaprovecha su energía, su creatividad y su intuición”, explicó.

Francisco deseó que el debate de la conferencia de esa fundación, que se ocupa de reflexionar sobre la doctrina social de la Iglesia católica, pueda “contribuir a generar nuevos modelos de progreso económico orientado al bien común, a la inclusión y al desarrollo integral”.

Para Francisco, los efectos de esta economía se perciben también en las sociedades más desarrolladas con el crecimiento del porcentaje de pobreza y con una clase media que se contrae.

El pontífice volvió a arremeter contra la actual “visión económica exclusivamente orientada en el beneficio y el bienestar material”.

Una economía “incapaz de contribuir de manera positiva a una globalización que favorezca el desarrollo integral de los pueblos en el mundo, de la distribución justa de los recursos, la garantía del trabajo digno y el crecimiento de la iniciativa privada y las empresas locales“.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.