COMPARTE


El problema más grave es la falta de repuestos. (Foto Archivo/El Carabobeño)

Dayrí Blanco

La crisis de divisas no solo ha golpeado al sector aéreo internacional. Las líneas locales también padecen las consecuencias del control cambiario. El 45% de las flotas de aviones de estas empresas están paralizadas por falta de repuestos y mantenimiento. Otros ejes de la estructura operativa de estas aerolíneas han resultado afectados por la necesidad de dólares para determinadas transacciones.

Angelina García, presidenta de la Cámara de Turismo Carabobo, detalló que aunque la mayoría de sus actividades son manejadas en bolívares, lo que les permite mantener abierta la oferta de vuelos al exterior, pero no con la frecuencia y cantidad de asientos que tenían las compañías internacionales, hay costos que deben cancelar en dólares como los seguros de los aviones y las certificaciones de los pilotos.

Pero el problema más grave lo representa la imposibilidad de adquirir los repuestos para las unidades, que únicamente los venden en otros países. Las líneas aéreas deben mantener un inventario para poder garantizar los vuelos. Los aviones no son como los carros, se deben chequear constantemente. Si tiene desgaste de alguna pieza se debe reemplazar aunque no esté mala por completo porque no se puede correr el riesgo de que se dañe en el aire.

Para García, la ventana que representan estas empresas nacionales para poder realizar viajes al exterior podría cerrarse si no se les adjudican las divisas que necesitan para el mantenimiento de las flotas.

Las líneas internacionales siguen en paralización técnica desde que redujeron frecuencia de vuelos y disminuyeron asientos. Alitalia ha sido la única que ha abierto algunos cupos. Pero la oferta sigue siendo limitada.

Iberia, Air Europa, Air France y el resto de las que vuelan hacia Europa están cerradas. Suspendieron sus salidas desde Venezuela. American tiene un solo vuelo diario a Miami, quitaron los demás, el de Nueva York, Dallas, todos están clausurados. Están apostando a que la gente compre los boletos en dólares, o que sus familiares que viven en el exterior los adquieran allá y se los manden tipo prepagado, para ir repatriando sus recursos a sus casas matrices, indicó García.

La temporada navideña está comprometida. Se pueden conseguir algunos cupos a partir del 9 de diciembre pero la oferta es mínima. A partir del 4 de enero aún hay oportunidad de comprar hacia determinados destinos.

Ese cese de actividades ha comprometido a las agencias de viaje. Algunas que están pensando en cerrar, le han comunicado a sus trabajadores que hasta septiembre trabajarán. Empresas de tradición en el país y que tenían buena cartera de clientes, ahora solo tienen dos empleados. Hay mayoristas que comenzaron a reducir personal a partir de este mes, mientras que ocho agencias más pequeñas ya cerraron. De mantenerse la crisis para el cierre de 2014 ese número se incrementará.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.