COMPARTE

Trabajadores de mantenimiento de Corpoelec paralizaron labores. Cinco quincenas sin percibir salario, la no cancelación de utilidades en diciembre, fueron motivo suficiente para que 150 hombres y mujeres que se encargan de mantener la limpieza de la estatal eléctrica en Aragua, se declararan en huelga. 

Durante la mañana de este lunes se apostaron a las puertas de la sede principal de Corpoelec en Maracay para elevar su voz en contra de la tercerización y la falta de respuesta del Ministerio del Trabajo. 

Juan González, secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Industria Eléctrica en  Aragua (Sintiea), indicó que el conflicto que atraviesa el personal de mantenimiento se registra desde marzo cuando comenzó la impuntualidad en la cancelación de salarios a los trabajadores. 

Se trata de la empresa contratista Wongar la que tiene la concesión de manejar al personal de mantenimiento. “Exigimos pronunciamiento de las autoridades, del ministro de Energía Eléctrica, del ministerio del Trabajo, porque estamos hablando de mercerizados”, dijo el dirigente sindical. Recordó que en el país debió cesar la tercerización en mayo de 2015 y aún persiste la empresa Wongar que mantiene la deuda con trabajadores de Aragua, Carabobo y Guárico. 

Desde el mismo mes de marzo que inició la impuntualidad en el pago de salarios, también comenzó la falta de dotación, tanto de uniformes como de material de limpieza. “Los obreros limpian con pura agua porque no hay desinfectante, jabón, cloro, no hay nada, el resto de los trabajadores debemos colaborar con esos implementos”. Según González, ya no pueden seguir sufragando gastos de insumos y materiales eléctricos que corresponden a Corpoelec y además el material de limpieza que también corresponde a la empresa. 

Este lunes los afectados introdujeron un documento ante la Inspectoría del Trabajo a fin de que se inicie una supervisión de las condiciones laborales. Condenó que aunque el ministerio del Trabajo y el ministro de energía Eléctrica tienen conocimiento, no se han pronunciado en cuanto a la responsabilidad de Wongar con sus trabajadores. 

Según González, Wongar alega que Corpoelec les mantiene una deuda millonaria por lo cual es imposible cancelar los salarios, sin embargo, la gerente de Bienes y Servicio de la estatal eléctrica, Ana Pérez, les informó que Corpoelec ha saldado todas las deudas. 

 En Valencia

La normalidad volvió a la Inspectoría César Pipo Arteaga. Tras dos semanas sin procesar ninguna solicitud por problemas en el sistema, las denuncias recibidas se multiplicaron el lunes. Tercerizados de  empresas públicas y privadas fueron protagonistas de esas historias expuestas en expedientes al solicitar el cese de esa figura ilegal desde mayo de 2015. 

Con pancartas y consignas bien definidas los 178 trabajadores de Wongar, que presta servicio de mantenimiento en las subestaciones y oficinas comerciales de Corpoelec en Carabobo, protestaron en las puertas del ente laboral para solicitar una vez más su absorción a la nómina fija de la estatal. 

Liz Marcos, operaria, denunció que las quincenas se las cancelan de forma irregular, desde diciembre no perciben salario ni bono de alimentación, y no recibieron el beneficio de utilidades. 

El llamado directamente es al ministro Luis Mota Domínguez y al presidente Nicolás Maduro para que atienda sus exigencias. “Hay compañeros con 25 años de servicio y siguen siendo contratados sin los beneficios de Corpoelec. Si no nos atienden iremos hasta Miraflores”. En la Inspectoría entregaron un documento al procurador Arturo Zerpone. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.