El Carabobeño atraviesa la crisis más difícil de su historia. (Foto Archivo)

(Especial). “Un país que se precie de vivir en democracia, no puede ser una nación donde se cierran medios de comunicación utilizando tácticas maquiavélicas, como el monopolio en la venta de papel periódico.Un verdadero sistema democrático consagra las libertades de expresión, la pluralidad de pensamiento y el derecho de los ciudadanos de elegir cómo y por dónde informarse, por lo que rechazamos lo que está ocurriendo con nuestro diario El Carabobeño”.

Así lo consideran Luis Alonso Hernández, María Torres y Juan José Totesautt, quienes como periodistas y ex trabajadores de El Carabobeño manifestaron su preocupación por la grave situación que atraviesa el citadomedio. Hernández, Torres y Totesautt hablaron en nombre de un grupo de profesionales de la comunicación social, que laboraron en ese diario, al cual consideran una Escuela en la formación de periodistas en Venezuela.

“No se trata del cierre de una empresa por diversas presiones. No solo se trata de la disminución del número de páginas. Estamos hablando de una institución con más de 80 años de historia, que es fuente de empleo para decenas de venezolanos, patrimonio de la región central del país. No podemos permitir que se apague esa luz”, puntualizaron.

Destacaron e hicieron un llamado a la reflexión a la población en general ante lo que viene ocurriendo con los medios privados en el país. Consideran que se ha ido construyendo un monopolio informativo con miras a consolidar una hegemonía comunicacional. “Se pretende imponer una sola voz y eso no es democracia, ni pluralidad”, finalizaron.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.