COMPARTE

AFP

El barril de “light sweet crude” (WTI) para
entrega en octubre aumentó 3,98 dólares (8,8%), a 49,20, en el mercado de Nueva
York y acumula un alza de 27,46% en tres sesiones.

En Londres, el precio del barril de Brent para octubre ganó
4,10 dólares, a 54,15, y acumuló un crecimiento de 25,52% en tres sesiones.

En el mes el barril de WTI aumentó 4,41% y el de Brent
3,72%, lo cual resulta inesperado luego de la caída a pique de los precios cuando
a mediados de agosto China devaluó su moneda.

El WTI, que abrió a la baja, subió luego que el Departamento
de Energía de Estados Unidos estimara que la producción doméstica de junio fue
de 9,3 millones de barriles por día, 100.000 menos que su estimación previa.

La producción estadounidense alcanzaba niveles récord desde
comienzos de año, lo cual exacerbaba la sobreoferta mundial.

El factor clave de la jornada fue una declaración de la Opep
en la que señaló que las presiones de los precios a la baja “permanecen como
una causa de preocupación”.

La Opep vinculó esas presiones a una elevada producción y
especulaciones del mercado.

“Es innecesario decir que la Opep, como siempre,
seguirá haciendo todo lo que pueda para crear el mejor clima a fin de que el
mercado alcance el equilibrio con precios justos y razonables”, dijo la
organización de países exportadores en una nota.

“Como la organización ha subrayado en numerosas
ocasiones, está dispuesta a hablar con todos los productores”, añadió,
pero indicó también que la Opep “protegerá sus propios intereses”.

La Opep es un cártel de 12 países, entre ellos Venezuela y
Ecuador, que responde por casi el 40% de la producción mundial de crudo.

Su producción subió 108.000 barriles, a 32,32 millones de
barriles diarios, en agosto, informó la agencia Bloomberg News. Esa cantidad
está por encima de su promesa de limitarse a 30 millones de barriles diarios.

La declaración despertó dudas entre analistas.

“Los inversores parecen leer esto como una promesa de
tomar las riendas de la producción o, al menos, de evitar que la producción
suba. Eso, si funciona, hará subir los precios” declaró Paul Ausick, de la
firma 24/7 Wall St, y añadió: “Nos deja escépticos.”

“No estoy convencido de que la Opep prepare una
reducción (de producción). No creo que se implique en eso”, dijo por su
parte Bart Melek, de la firma TD Securities. Consideró que “es muy temprano
para decir que el mercado terminó de bajar”.

“Las cifras de la oferta (superabundante)y la demanda
(morosa) siguen siendo horribles”, señaló, y consideró como
“probablemente muy exagerado” el salto de precios de este lunes.

El mercado no ha perdido su preocupación por la demanda, en
particular por la de Asia, advirtió John Kilduff, de Again Capital.

La inesperada caída de la producción industrial nipona en
julio “es el signo de que Asia no está económicamente bien, en tanto que
Japón y China son dos grandes consumidores de petróleo” y tienen
problemas, dijo Kilduff.

Mientras haya dificultades en esa región, el petróleo
seguirá bajo presión, destacó.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.