COMPARTE

dpa

El futbolista del Barcelona Gerard Piqué pidió hoy disculpas
por su actitud durante la final de la Supercopa de España, pero aseguró que no
insultó al árbitro.

“Quiero pedir disculpas porque la actitud con la que
protesté al linier no fue correcta. Era un partido de gran tensión en el que
nos jugábamos mucho. Sin embargo, en ningún momento empleé ningun tipo de
insulto hacia su persona”, aseguró Piqué en Twitter refiriéndose al
árbitro Velasco Carballo.

El defensa del Barcelona fue expulsado el lunes en la
segunda parte del encuentro ante el Athletic, que finalmente conquistó el
trofeo.

El árbitro reflejó en el acta que le mostró la tarjeta roja
por decirle al linier: “Me cago en tu puta madre”.

Ahora Piqué se arriesga a una dura sanción, que podría estar
entre dos y 12 partidos.

El Barcelona presentó alegaciones haciendo constar que el
jugador no se dirigió al árbitro asistente en los términos que el colegiado
redactó en el acta arbitral.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.