COMPARTE

EFE

Pocos artistas pueden decir que llevan cuarenta años siendo un habitual del Festival de Salzburgo. El tenor español Plácido Domingo no sólo puede, sino que ha recibido un homenaje del prestigioso certamen para celebrar esa larga y productiva relación.

“Es uno de los festivales más importantes del mundo”, declaró Domingo a Efe antes de la gala musical con la que se ha celebrado el aniversario.

“Es una gran satisfacción y me da mucha felicidad”, reconoció.

En el recital de hoy, para el que se vendieron todas las entradas, acompañaron al cantante la soprano italiana María Agresta; la puertorriqueña Ana María Martínez; la búlgara Kassimira Stoyanoba; y el tenor mexicano Rolando Villazón, artistas que han estado con Domingo a lo largo de su carrera.

“Es magnifico poder venir y cantar con cuatro figuras de gran categoría, con un maestro extraordinario y una orquesta para celebrar mi participación en el festival del mundo”, aseguró el tenor.

El italiano Gianandrea Noseda dirigió a la Orquesta de la Radio de Múnich en una velada, celebrada en la Großes Festspielhaus, en la que se pudo disfrutar de arias y duetos de obras de compositores como Giuseppe Verdi y Giacomo Puccini.

Para Rolando Villazón, el maestro Domingo es “un ejemplo de constancia, es un artista único, no hay, ni habrá otro como él”.

“Estoy muy contento de estar en esta gala celebrándolo”, dijo a Efe el artista mexicano, una de las voces que fue “descubierta”, precisamente en el concurso lírico Operalia, creado por Domingo.

Si ser invitado a participar en el Festival de Salzburgo es uno de los mayores reconocimientos para un músico, ya que reúne sólo a lo mejor de la música clásica internacional, llevar cuatro décadas siendo un habitual es algo queda reservado a los más grandes.

Ha sido “un camino muy largo que empecé cuando mis hijos no tenían ni diez años. Y ahora tienen más de 40”, recordó el Domingo ante un público que se puso de pie para aplaudir con intensidad y entusiasmo tras gozar de su canto excelente.

Los caminos de Domingo y de Salzburgo se cruzaron por primera vez en 1975, cuando el tenor ya era una voz de prestigio que había pasado por los teatros más importantes del mundo.

Su debut en el Festival fue en el papel principal de la ópera “Don Carlo” de Giuseppe Verdi, dirigida por el legendario Herbert von Karajan (1908-1989), una actuación con la que Domingo se ganó la simpatía y la admiración del público, que se mantiene hasta ahora.

“Es un gran artista, enamorado de su obra y de los compositores que interpreta”, comentó Villazón.

Desde aquel estreno, Domingo ha dado vida a personajes inolvidables, entre los que destaca Hoffmann, el enamoradizo poeta de “Los Cuentos de Hoffmann”, del francés Jacques Offenbach, una producción tan exitosa que se repitió en el programa del festival por tres veranos consecutivos.

Tampoco se puede olvidar su encarnación del joven Parsifal en la ópera del mismo nombre de Richard Wagner.

También ha sido, entre otros, el Giacomo de “Giovanna D’Arco” y el Conde di Luna en “Il Trovatore”, ambas de Verdi, y en las que cantó junto a la diva rusa Anna Netrebko.

Asimismo, el tenor español ha participado en incontables conciertos y galas musicales en Salzburgo junto a la Filarmónica de Viena y con maestros como Daniel Barenboim, Zubin Mehta, Valery Gergiev o Jesús López Cobos, entre otros.

“Cuarenta años en Salzburgo. Se suma a una cantidad de estadísticas extraordinarias y fuera de serie, de las que esta llena la carrera del gran maestro”, resumió Villazón esa larga relación de Domingo con el llamado “Festival de festivales”.

La crítica ha reconocido al español cómo uno de los más grandes tenores de todos los tiempos, conocido por su voz versátil que le ha permitido encarnar más de 140 papeles como tenor o barítono.

Además, se ha desarrollado como director de orquesta y actualmente es director general de la Ópera de Los Ángeles.

Desde este verano, Domingo también ejercerá como presidente honorario del jurado del certamen “Nestlé and Salzburg Festival Young Conductors Award”, un concurso que busca impulsar la carrera de nuevos talentos en el panorama de la dirección musical.

Tras el concierto homenaje, está prevista la celebración de una velada musical y una cena benéfica, a 750 euros el cubierto, para recaudar fondos para proyectos juveniles del Festival.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.