COMPARTE


Pareciera que los cortes de luz y el racionamiento del servicio no es habitual. (Foto El Carabobeño)

Yuraidith González / yugonzalez@el-carabobeno.com

En un país petrolero como Venezuela sorprende leer en el portal Web de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), un mensaje que enuncia: “Suscríbete a nuestra mensajería de texto, recibirás donde quiera que estés, información oportuna y de interés sobre paradas programadas y averías del servicio a través de un mensaje en tu celular”. Pareciera entonces, que los cortes de luz y el racionamiento del servicio no es habitual, sino eventos planificados o extraordinarios que serán informados oportunamente a los usuarios. Reinaldo Correa, subcomisionado de Distribución, Comercial y URE de Corpoelec Carabobo, informó a principio de este mes de junio que la central eléctrica registra un cumplimiento de la meta de recaudación mensual de 76% por la prestación del servicio en viviendas, gracias al plan Morosidad Cero, lo que debería repercutir en la calidad del servicio prestado. ¿Acaso es así?

Aunque Corpoelec anuncia por prensa, los cortes de luz “programados” para Carabobo y las horas durante las cuales será suspendido el servicio, poco se respeta el horario establecido, se sobrepasa el límite de horas y sobrevienen apagones frecuentes fuera del plan.

“Los dichosos cortes salen en el periódico pero no proceden. Lo que procede es que la luz se va a cada rato, sin previo aviso. Una hora, dos horas, tres horas y más. Varios años en lo mismo por supuestos mantenimientos, pero el suministro es interrumpido frecuentemente”, expresó mediante Facebook, Jorge Lamas.

Norbelis Sequeiro, a través de esta misma red manifestó que es “un milagro que avisen, porque aquí en Ciudad Alianza se va la luz todas las noches sin que lo anuncien”.

El 26 de diciembre de 2013, el ministro de Energía Eléctrica, Jesse Chacón, aseguró que para este 2014, la ampliación y modernización de las redes de transmisión y distribución haría más eficiente la prestación del servicio. Prometió que se aumentaría el número de megavatios para garantizarla en cada rincón del país.

En la primera quincena del mes de abril en cadena nacional, comandada por el presidente Maduro, quedó inaugurada la planta Termocarabobo II Juan José Mora, obra con una inversión de 1.116 millones de dólares. Según Jesús Luongo, directivo de Pdvsa y encargado de la obra, la planta térmica con sus cuatro generadores que usan combustible diesel o gas aportarían desde ese instante, 508 megavatios al Sistema Eléctrico Nacional (SEN), dándole servicio eléctrico a 224.000 viviendas, lo que se traducía en más de 1.120.000 personas.

Ya antes, el ministro para la Energía Eléctrica había asegurado que en 2013 lograron estabilizar la generación y demanda del SEN al incorporar más de 3.000 MW. “Incluso se cuenta con una holgura de uno 4.000 MW que permiten cubrir la demanda eléctrica esperada”. ¿?

Para los usuarios, hay datos que resultan contradictorios. El Comité de Afectados por Apagones refiere que solo el lunes 24 de marzo en Caracas ocurrió un apagón que duró 20 horas.

Aixa López, directora del Comité, entregó un informe al ministro Chacón detallando que esa suspensión afectó considerablemente el 75 por ciento del servicio de salud de la región: 3 mil 220 pacientes perdieron las consultas médicas; 15 intervenciones quirúrgicas fueron suspendidas en el hospital de niños “J.M. de Los Ríos”; 80 pacientes sufrieron subidas de tensión por ser insulinodependientes y no pudieron recibir atención en las emergencias y 18 operaciones quedaron suspendidas en hospitales de las parroquias donde no hubo alumbrado.

¿Mantenimiento o racionamiento?

Un trabajador de Corpoelec del estado Carabobo, quien prefirió mantenerse en el anonimato aseguró que los mencionados cortes programados solo sirven para realizar el mantenimiento de las líneas de electricidad en la subestaciones que abastecen al estado, trabajo que se hace en pocas horas. El problema de fondo es que no hay insumos para realizar los mantenimientos necesarios.

“Los cortes a diario de luz en Carabobo son para racionarlo. En la región, algunas plantas generadoras están fuera de servicio por alguna falla en los equipos o por mantenimiento. Eso significa que si las plantas están generando 16 mil megavatios, y salen de servicio cinco plantas de esas, se garantizan 12 mil MW solamente. Se racionan los megavatios hasta volver a restituir el servicio en las plantas generadoras para estabilizar el sistema. Ese racionamiento es de dos y tres horas para que el sistema no colapse”.

Aseguró que en los últimos días se han racionado 100 MW en todo el centro del estado Carabobo, conforme se ha venido realizando el mantenimiento de turbinas, calderas, del ciclo combinado, entre otros equipos.

En las distintas redes sociales, los ciudadanos alarmados por los excesivos cortes de luz y algunos de los anuncios realizados por el ministro Chacón relacionados con el ahorro energético, se quejan constantemente de esta calamidad. “La zona sur de Valencia tiene seis horas y 45 minutos sin luz. ¿Ese es el ahorro de energía?”, escribió Florymar Flores en su cuenta en Facebook, el 7 de mayo. Blanca, residente de la Segunda Etapa de la urbanización La Entrada se quejaba desesperada el viernes 13 de junio que estaban sin luz desde el miércoles y Corpoelec no respondía.

Inversiones que no se ven reflejadas

Los números preliminares presentados por el Ministerio de Energía Eléctrica a principios de diciembre reflejan que las interrupciones se redujeron en un 42% en los últimos seis meses de 2013. De un total de 3.600 cortes semanales el año pasado, se bajó a 2.000, pero la cifra excluye paradas obligadas o de mantenimiento establecidas por la Corporación Eléctrica Nacional. Los “cortes espontáneos” de los que no hay información, tampoco quedan registrados oficialmente.

Gabriel Pérez López, usuario de Valencia, comentó que un conocido suyo que trabaja en Corpoelec le había contado que a veces no tienen ni teipe para los cables y tienen que arreglar las unidades ellos mismos para poder trabajar. Muchos se preguntan: ¿Dónde estarán los recursos asignados por el Ejecutivo nacional para la “emergencia eléctrica”?

Según la Historia de la Industria Eléctrica en Venezuela 1950 a 1998 elaborado por el ingeniero Rodolfo Tellería, la inversión total pública y privada alcanzó un monto indexado a valores en 1998 de $48.254 millones, colocando a Venezuela en el primer lugar de electrificación de América Latina en ese año.

El legislador Gerardo Altuve, del estado Zulia, comparó esta cifra con los recursos destinados al sector desde 1999 a 2013 [apoyándose en la investigación realizada por el ingeniero José Aguilar] que suma un monto acumulado en dólares corrientes de $120 mil millones. “Suficientes para haber construido dos sistemas eléctricos de dimensiones similares a la que existía en 1998”. Dentro de ese monto bajo los decretos de “Emergencia Eléctrica”, las asignaciones solamente entre 2010-2013 alcanzaron $74.000 millones. “Los resultados no se corresponden con el dinero asignado. Lejos de mantener y mejorar el servicio, lo han llevado a una situación de déficit y precariedad” .

Cumplidos ya cuatro años de la emergencia eléctrica, la terca realidad evidencia los resultados: el racionamiento y los apagones siguen castigando a los carabobeños, a pesar de los anuncios y las inauguraciones de plantas termoeléctricas en cadena nacional.

Ingenieros especialistas en la materia coinciden en que hay un entrampamiento energético “Continuará intensificándose” estima el investigador del área José Aguilar. “Se paralizaron desarrollos hidroeléctricos para comprar indiscriminadamente termoeléctricas sin contar con el combustible necesario”, mientras que la infraestructura seguirá deteriorándose por el uso abusivo y las obras requeridas están rezagadas. Sin embargo, y a pesar del ineficiente servicio, un nuevo esquema tarifario “con topes de uso racional y eficiente”, será anunciado por Chacón.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.