COMPARTE

Hay 11 trabajadores que cumplen sus horarios con miedo

Luis Alejandro Borrero || lborrero@el-carabobeno.com

Arde La Mariposa. La noche de este domingo, delincuentes ingresaron a la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR). Es usual ya. Con un soplete abrieron tableros de los transformadores eléctricos que deberían poner a funcionar el complejo que procesa las aguas residuales de Valencia, Naguanagua y Libertador. Eso provocó un incendio en la vegetación que aún se mantenía la mañana de este lunes. 

Desde hace 6 meses la planta está inoperativa. Hay 11 trabajadores que cumplen sus horarios con miedo. Hasta tiroteos se han formado dentro de las instalaciones de la planta de tratamiento, a 11,34 kilómetros al suroeste de Valencia, en el asentamiento campesino La Mariposa. A las 3:30 p.m. se retiran por el miedo que produce quedarse solos y que lleguen hampones. 

Las pérdidas son sensibles. Apenas 0,75% del presupuesto de la Hidrológica del Centro (Hidrocentro) en 2015 estaba destinado para maquinarias, equipos y otros bienes inmuebles, según cifras oficiales. El presupuesto anual de la estatal era de mil 673 millones 658 mil 846 bolívares. De eso, 12 millones 570 mil bolívares estaba destinado al gasto de máquinas.   

Pero en La Mariposa no queda mucho. La instalación ha sido desmantelada. El presupuesto asignado no se materializó. Los aireadores -máquinas de hélice que disuelven oxígeno en el agua servida para limpiarla- yacen en el piso destruidos. El agua que por allí pasa termina sin tratamiento en el embalse Pao-Cachinche, principal fuente de agua para los carabobeños. 

La memoria y cuenta de Hidrocentro reseña que en 2014 se completó en 74% la recuperación de la infraestructura de distribución del servicio agua potable, recolección de aguas servidas y del ambiente físico de las instalaciones operativas. Eso contrasta con el estado de La Mariposa y la PTAR Los Guayos, donde ni siquiera hay vigilantes nocturnos y en algunos casos son los trabajadores, antiguos operadores de máquinas, quienes montan guardia en las casillas de vigilancia. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.