COMPARTE

Dayrí Blanco

Escapar de la crisis no será fácil. Desde cualquier flanco
la paralización de la planta de Polar San Joaquín parece inevitable. El
inventario de malteada y cebada está prácticamente en cero, el de latas se
agota sin poder tener reposición por la inoperatividad de la fábrica, y en dos
semanas se apagan nuevamente las líneas de manufactura de chapas para las
botellas.

La falta de materia prima importada es la constante en cada
una de las compañías
. Aunque el cargamento que zarpó hace una semana desde
Francia llegue antes que se acabe lo poco que queda en los tanques en proceso
de filtración, el mercado se verá impactado porque el ciclo de producción de
malta y cerveza es de 80 días, tomando en cuenta la fermentación y maduración
de todos los ingredientes. La planta de Los Cortijos, en Caracas, suspendió
operaciones el lunes 3 al quedarse sin materiales.

Pero eso no es todo. Aún con la materia prima en los
almacenes de Empresas Polar, la fabricación de las presentaciones en lata se
detendrá como ya ocurrió el martes en las líneas de jugo Yukery y Té Lipton
ubicadas en Valencia, como consecuencia de la paralización en Superenvases por
falta de láminas de aluminio, solventes y tintas para la elaboración de las
latas. Estos insumos son adquiridos en Alemania y no hay autorizaciones de
divisas aprobadas para tal fin. La manufactura de refrescos y soda también se
verá afectada.

Lo mismo ocurre en la planta Metalgráfica, de donde salen
las chapas para las botellas de todas las bebidas de Empresas Polar. Tras una
paralización de 21 días, a finales de julio reiniciaron actividades con la
llegada de mil 500 toneladas de hojalatas de acero pulido que se agotarán el 20
de agosto, informó Jhonny Magdaleno, secretario general del sindicato de la planta.

La mañana de este miércoles trabajadores de las líneas
detenidas de Pepsi se sumaron a la protesta
del personal de Superenvases para
exigir al Gobierno la liquidación de los dólares a los proveedores
internacionales, reactivar la producción y evitar que otras plantas se
paralicen. Como un efecto cascada calificó el analista de logística de Polar,
Argenis Peraza, la situación que vive la empresa y que afectará a más de 10 mil
trabajadores en todo el país.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.