COMPARTE

EFE

 El oficialismo y la
oposición en Argentina se enzarzaron este domingo en una polémica por las
denuncias opositoras sobre la supuesta desaparición de papeletas en algunos
colegios electorales durante las elecciones primarias que se celebraron este
domingo en el país.

Tras el cierre de los colegios electorales, portavoces de la
conservadora Propuesta Republicana (Pro), que lidera el actual alcalde de la
capital argentina, Mauricio Macri, indicaron que se instruyó a los fiscales de
su partido en las mesas para que denuncien los problemas detectados.

Macri advirtió que “empezó el deporte nacional del robo
de boletas (electorales)”, pero agregó que los fiscales de su partido
estaban preparados para reponerlas, tras depositar su voto.

“Reportan falta de boletas nuestras y de otras fuerzas
en muchas zonas del GBA (Gran Buenos Aires). El presidente de Mesa DEBE
suspender hasta que estén TODAS”, tuiteó el senador radical Ernesto Sanz,
aliado de Macri en la coalición Cambiemos.

La desaparición de sus papeletas, según los conservadores,
afectó especialmente a colegios del cinturón metropolitano de Buenos Aires, la
zona más poblada del país y bastión peronista.

Además, cargaron contra el sistema de votación por ser
“obsoleto”, “poco transparente” y fomentar el “error y
la trampa”, en palabras de Jorge Macri, alcalde de la localidad bonaerense
Vicente López y primo del líder conservador.

En su primera intervención pública tras el cierre de los
colegios electorales, el ministro de Justicia argentino, Julio Alak, saludó el
“alto grado” de fiscalización, la “normalidad” y el
“orden” de la jornada y no mencionó problema alguno con las papeletas
electorales.

Desde el búnker kirchnerista, Jorge Telerman, portavoz del
candidato oficialista y actual gobernador de la provincia de Buenos Aires,
Daniel Scioli, afirmó que “no hay ninguna denuncia” radicada en la
Justicia electoral.

También desde el Frente de Izquierda y de los Trabajadores
denunciaron robo de boletas electorales y llamaron a denunciar las
irregularidades.

Más de 32 millones de argentinos estaban convocados a las
urnas en unas elecciones primarias que dibujarán el nuevo mapa político del
país y medirán las fuerzas de los aspirantes a la Casa Rosada, la sede del
gobierno argentino.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.