COMPARTE

Dayrí Blanco

Ellos siguen ahí. Entre el resto de las personas. Algunos ya
logran ser identificados por su reiterada presencia en las habituales colas que
hacen para comprar unos cuantos productos de la cesta básica. Pero se han
convertido en un problema difícil de combatir. Ni el Gobierno nacional con su
maquinaría e innumerables planes lo ha logrado.
Las palabras del ministro de
Alimentación, Carlos Osorio, revelan la incapacidad del Estado ante un fenómeno
que ha sido la consecuencia y no la causa de políticas agroalimentarias: el bachaqueo.

Como un fracaso tras otro definió el presidente de la Cámara
de Comercio de Valencia, Guillermo Manosalva, las acciones que ha emprendido el
Ejecutivo. Organizar una operación para combatir el contrabando y la reventa
“no es más que otro ensayo y error. El bachaqueo se profundizará porque existe
una cadena de ineficiencia total desde la Sundde hasta el último ente
regulador
”.

Osorio señaló el 7 de junio 
que en dos meses se solucionaría el problema de abastecimiento y se
eliminarían las colas. El tiempo transcurrió y la realidad superó ampliamente a
la promesa, a toda la estructura gubernamental y paragubernamental (conformada por
milicias y consejos populares de alimentación), creada para enfrentar esta
situación. No hay decreto, multas, condena a prisión ni fiscalizaciones que
acaben con el bachaqueo. Ahora se pretende usar la fuerza militar y las
expectativas no son positivas.

Desde la Sundde es poco lo que se ha podido hacer con sus
más de mil 400 operativos realizados este año en Carabobo.
La reventa de
artículos regulados es evidente. Está en puestos informales de las diferentes
calles del estado y en bodegas donde se debe pagar hasta 500% más de lo
establecido por el Ejecutivo.

En octubre de 2014, el decreto 1348 publicado en la Gaceta
Oficial 40526 se anunció como el fin del bachaqueo
. Los buhoneros que vendieran
productos básicos serían sancionados con decomiso de la mercancía, venta
inmediata a precio justo, e incluso privativa de libertad. Pero esa medida
tampoco funcionó.

El 1° de agosto Osorio volvió a hablar del tema. Anunció que
en Venezuela existe materia prima para la producción de alimentos para los
próximos dos meses. Señaló que  el
Gobierno nacional realiza ciclos logísticos, convenios internacionales, compras
y obtención de productos importados. No mencionó nada de reactivación de la
producción nacional, que es la única vía posible de abastecer el mercado y
combatir la escasez.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.