COMPARTE

Yossul Urdaneta nació en Maracaibo hace 26 años con una
incapacidad que para ella no ha representado ningún problema en su vida, nació
sin sus brazos. Pero ahora con la actual situación de escasez que se vive en el
país, significa el poder comer o no.

Yossul entró a dos supermercados de la ciudad marabina para
comprar alimentos, y de ambos salió sin un solo producto. En ambos
establecimientos le impidieron a la dama la compra de productos básicos por
verse incapacitada de colocar su dedo en el captahuella.

“Los encargados de los locales le explicaron que debía
solicitar en la Intendencia de Maracaibo un documento que constatara su
impedimento físico. “No me vendieron comida porque no tengo brazos. No saben ni
cómo tratarnos. Es lo que más me molesta”, dijo la joven de 26 años al Diario
La Verdad.

Esta es la primera vez que no logra comprar alimentos a
causa del sistema biométrico. En su denuncia fue muy firme. “No siento rabia
porque no me hayan vendido la comida, es la injusticia”, precisó.

Con información del Diario La Verdad




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.