COMPARTE

Oleg Kostko

Los porteños, al igual que todos los venezolanos, tienen la tradición de colocar en sus hogares toda clase de adornos para celebrar la llegada de la navidad y el año nuevo. Sin embargo, la dura situación económica ha hecho que algunas familias dejen de lado las tradiciones de la temporada decembrina en aras de conservar el poco dinero que consiguen. 

Años atrás, Andrés Estrada y su familia compraban adornos navideños para decorar su vivienda y celebrar la navidad por todo lo alto, pero ante la crisis económica dejaron esa costumbre a un lado. 

Como este porteño, muchos otros se cohíben de comprar adornos de navidad.  En comercios porteños, los muñecos se encuentran entre 800 y dos mil bolívares dependiendo del tamaño, las guirnaldas oscilan entre dos mil y cuatro bolívares según el material del que estén hechas y el tamaño. Las luces navideñas varían entre los  mil 500 y cuatro mil bolívares y los arbolitos se consiguen entre cinco mil y veinte mil bolívares. 

Vendedores aclararon que el preció se ha triplicado en relación con el año pasado y también que las ventas de los adornos han caído en un 80% en comparación a temporadas pasadas 

Pequeños y medianos comerciantes de Puerto Cabello informaron que solo venderán adornos sencillos como luces, guirnaldas y muñecos pequeños. Alegaron que no se atreven a comprar adornos que puedan ser más costosos, unos por temor a no poder vender la mercancía, y otros debido a que los precios al mayor son inaccesibles para los pequeños comerciantes.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.