COMPARTE

 Luisa Quintero

El alto precio de las frutas, verduras, hortalizas y
tubérculos deja en evidencia al salario mínimo venezolano. La jornada diaria
calculada a 247,39 bolívares no alcanza para comprar ni un kilo de tomate,
cebolla, papa criolla o pimentón.

Solo estos cuatro productos cuestan un total de mil 182, 43
bolívares en cualquier cadena de supermercados de Valencia, por lo que se debe
trabajar 4,8 días para poder adquirirlos. Alejandra Ceballos manifestó que
abastecer su casa de vegetales, hortalizas o tubérculos no resulta tan fácil
como el año pasado. La compra de productos de temporada tampoco garantiza un
ahorro en el hogar, pues el resto de los insumos necesarios se encarece.

En solo tres semanas el precio de la cebolla aumentó 25,12%,
pues pasó de 199 bolívares a 249. La papa criolla sigue superando las
expectativas de los compradores. Un kilo del tubérculo se consigue en el
mercado a 322 bolívares lo que representa una subida en los precios de 27,77%
en el mismo periodo.

Pocos productos como la zanahoria, el ají dulce o plátano
han mantenido sus costos o se ha logrado una ligera disminución. A pesar de que
los vegetales siempre se han caracterizado por ser lo menos costoso del mercado
total, una familia debe tener por lo menos tres mil bolívares para asegurar su
consumo, indicó Ceballos.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.