COMPARTE

Jenny Sánchez Petit

Cada día se hace más cuesta arriba que el común de la gente
pueda adquirir carne y pollo, ya que su precio se hace prohibitivo.

Las consideraciones son de Manuel Andrés Colina, habitante de
Bejuma, quien manifestó que ya casi no se consigue qué comer, pues los precios
de los alimentos hace imposible que con un salario mínimo se puedan comprar.

Los precios de la carne anunciados por el Gobierno nacional
son una simple burla para los consumidores, pues ya la ciudadanía está pagando
por este alimento entre 700 y mil bolívares, por la de primera.

A este hecho hay que agregarle el hecho de que ni siquiera
los granos se consiguen y cuando alguien los vende están entre 800 y mil
bolívares. En denunciante cree que es necesario que supervisen las carnicerías
y los abastos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.