COMPARTE

 Dorys López Villegas

Los gritos de una acalorada discusión precedieron la muerte de Jennifer Silvana García Albarracín (32). La disputa dentro del apartamento 4-4 del edificio 51 del sector Araguaney en la urbanización La Pradera, municipio San Joaquín, alertaba a los vecinos de un nuevo episodio violento del que eran testigos silenciosos desde hacía meses. 

Al parecer, Jennifer se estaba separando de su esposo, presunto sargento mayor de la Guardia Nacional, adscrito al Grupo Antiextorsión y Secuestro (GAES), con unos 12 años de servicio, destacado en el estado Miranda, quien al parecer la golpeaba y la habría amenazado con matarla. 

Ella temía por su vida y con toda razón. Cerca de las 9:00 a.m. de este domingo su agresor cumplió la promesa y terminó la discusión quitándole la vida con un disparo en el mentón. Quedó en el lugar donde también estaba la hija de ambos, una pequeña de seis años. 

Los vecinos al escuchar la detonación no dudaron en llamar a las autoridades y pese a que el hombre habría intentado hacer ver el hecho como un suicidio, supuestamente la escena hablaba por sí sola. 

Tras un proceso largo de experticias a cargo de expertos del Cicpc, el hombre bajó escoltado hasta una patrulla por una comisión de la GNB. En el proceso los vecinos intentaron lincharlo. La madre de García, quien había viajado desde San Cristobal para apoyar a su hija, arrojó a la calle las pertenencias del funcionario, que luego fueron quemadas por los residentes. El caso estaría a cargo de la Fiscalía 27º y posiblemente se fije como sitio de reclusión para el hombre la sede del Comando de la Zona de La Guardia Nacional Bolivariana 41 Carabobo, antiguo Core 2. 

Muertos padre e hijo 

Padre e hijo perdieron la vida la tarde del sábado, luego de que unos 10 sujetos armados los atacaran a tiros en un fiesta familiar en una finca del sector La Florida de Güigüe, municipio Carlos Arvelo. Fueron identificados como Carlos Eduardo Chacón Uribe (40) y Zoilo Chacón Rodríguez (70). 

Entre los sospechosos estarían cuatro sujetos que en Carnaval intentaron robar dentro de la finca, algo que impidieron Chacón y su hijo. Autoridades sospechan que fue una venganza. Una hija del adulto mayor en estado de gestación resultó herida. Su diagnóstico es reservado. 

Zoilo dejó a otros cinco hijos, mientras que Carlos Eduardo, carpintero, dejó a 6 niños en orfandad. 

Otros casos

Ángel Giovanny Rojas Yépez (23) fue baleado en la Ciudadela José Antonio Anzoátegui de Mariara, en Diego Ibarra. Fuentes policiales revelaron que era azote de la zona y presumen que se trató de un ajuste de cuentas. 

Anderson David Salazar Sumoza (16) fue tiroteado en la vía Vigirima de Guacara el sábado. 

Un amigo en moto lo invitó a comprar comida y en el trayecto un sujeto los abordó y atacó al adolescente. Familiares sospechan complicidad del amigo. 

La madrugada del domingo Luis Eduardo Aponte Blanco (19) conversaba con amigos afuera de su casa en el sector 2 de Colinas de Guacamaya cuándo un desconocido armado llegó y lo mató de un disparo. 

Alejandro Rojas (18) fue muerto a tiros en la carretera nacional El Roble, en Los Guayos, frente al CDI de la zona y a Julio César López Mijares (38) lo mataron a tiros en el barrio San Judas Tadeo de Paraparal también en Los Guayos.

Angel Luis León Oropeza (19) murió tiroteado en Bejuma. También José Armando Hernández Méndez (29) murió baleado en Güigüe.  

Un hombre murió en la CHET, donde fue ingresado tras recibir una golpiza en Mariara, cerca de Papeles de Venezuela, el 19 de febrero.  

Un conductor de un camión, aún por identificar, murió calcinado en un accidente automovilístico a 500 metros del Hospital de Mariara. 

Doce muertes 

Este fin de semana se registraron 12 muertes violentas. En Carlos Arvelo ocurrieron 3 casos, en Diego Ibarra, San Joaquín y Los Guayos 2, respectivamente, y 1 en Valencia, Guacara y Bejuma.

A la morgue del Hospital Adolfo Prince Lara fue ingresado el cuerpo tiroteado de un hombre aún por identificar. 

Jonny Mendez (24) fue asesinado a tiros en La Paraguita, en Juan José Mora. (CB/OK)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.