COMPARTE


La cena navideña se limitará al plato básico. (Foto Andrews Abreu)

Dayrí Blanco

Esther Méndez sacó sus cuentas. Esta vez hizo más restas que sumas. Sacó varias cosas de su lista. Al lograr ajustar su presupuesto se dio cuenta que este año serán pocas las tradiciones navideñas que podrá cumplir. En su mesa no habrá nueces ni avellanas. También estará excluido el jamón planchado, el pernil, el panetton y los acostumbrados licores importados.

La celebración se limitará a las hallacas con el pan de jamón y la ensalada de gallina de acompañante. Será un plato exclusivo de la cena del 24 de diciembre. Los ingresos de la familia, calculados en 12 mil bolívares mensuales, no alcanzan para la preparación de una cantidad mayor que garantice repetir la tradicional comida.

Mientras se paseaba por los pasillos de un supermercado, Guadalupe Ortiz no pudo evitar sorprenderse por el precio de las nueces y avellanas que solían adornar su mesa, y que ofrecía a quien visitara su casa en estas fechas. El kilo de almendras y nueces cuesta 600 bolívares, mientras que las avellanas alcanzan los mil bolívares.

Este año pocos podrán pagar un panetton. Su precio varía entre 550 y 860 bolívares, según los ingredientes. Los de chocolate son más caros que los de frutas confitadas. La caja de galletas navideñas más barata en el mercado está en 235, una torta negra de 250 gramos, 470 bolívares; y un turrón no se consigue por debajo de los cien bolívares.

El pernil será otro ausente. Aunque el Gobierno nacional anunció que será vendido en 80 bolívares el kilo, en supermercados y carnicerías se exhiben en 350 cada kilo. Una pieza completa puede costar hasta dos mil bolívares. Y por un jamón planchado, lo mínimo que se debe desembolsillar son mil 240 por uno de tamaño regular.

En los establecimientos que expenden licores, los anaqueles han sido abastecidos solo de nacionales. Los importados están escasos. Así que tampoco habrá posibilidad de comprarlos para las fiestas.

Otros detalles adicionales que las familias acostumbraban a utilizar estarán prácticamente extinguidos por su alto precio. Las flores de Navidad en materos pequeños cuestan 280 bolívares; las grandes 950. Por una corona artificial sin decoración se tiene que pagar mil 200 bolívares. Y para pintar una casa de 100 metros cuadrados se debe invertir alrededor de 45 mil bolívares, entre mano de obra y materiales.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.