COMPARTE


La calidad de la cosecha dependerá de las condiciones de las semillas. (Foto Archivo/El Carabobeño)

Dayrí Blanco

Al borde del colapso. Así está una historia de más de 70 años. La producción de papas en el país está severamente amenazada. Una serie de factores se ha conjugado. La escasez de agroquímicos y repuestos para la maquinaria, el incremento en 1000% del costo de fertilizantes y la importación de un lote de semillas descompuestas pone en riesgo la actividad del sector.

Productores de Carabobo, Aragua, Lara y Mérida, agrupados en la Federación Nacional de Productores de Papas de Venezuela, así lo dejaron claro. En rueda de prensa resaltaron que la crisis se agudizó con el comienzo de 2015. La escasez de insumos y los altos costos de lo poco que consiguen “fue nuestro regalo de año nuevo”, expreso José Ernesto Torres, vocero de papicultores de Sanare.

No hay diesel ni hidrocarburos de ningún tipo, si lo compran en las estaciones de servicio, funcionarios de la Guardia Nacional le cobran vacuna. Tampoco hay agroquímicos ni fertilizantes. El saco de abono pasó de 192 bolívares a 680. El bulto de 500 sacos para la cosecha costaba hace unos meses 11 mil bolívares y ahora 45 mil. Un obrero que el año pasado cobraba 150 bolívares el día trabajado, hoy pide 500. Por 90 días de jornada un regador cobró 20 mil bolívares en la zafra anterior, y en la actualidad se le paga 50 mil.

La revisión de la estructura de costos se hace urgente. Aldemaro Ortega Pinto, presidente de la Asociación de Productores de Papas de Carabobo, fue enfático en este sentido. Para quienes trabajan la tierra la situación que padecen es resultado de políticas equivocadas e inconsultas, “la siembra de todas las hortalizas se acabará si se sigue el mismo camino”.

Todo indica que los consumidores finales pagarán las consecuencias. Sus bolsillos se verán fuertemente afectados. Actualmente entre 80 y cien bolívares se oferta en los comercios el kilo de papa. Pero la las proyecciones son que la tendencia al aumento se mantenga.

Sumado a ello, los campos se están convirtiendo en un cementerio de chatarra. El productor Juan Martín destacó que con serias dificultades logran encontrar repuestos para los tractores de la agroindustria, las motobombas y los camiones. Todo cada día esta más difícil.

Alerta en el Sebin

El lote de 30 toneladas de semilla descompuesta que llegó al puerto, además de representar una gran perdida económica para la nación, significaría una caída en la producción de 30%. Ortega Pinto recordó que esta materia prima, proveniente de Canadá, fue distribuida en las tierras de Lara y Carabobo, donde se siembra papa blanca.

La reposición de esta mercancía ya la inicio el Gobierno nacional. Pero esta llegando 20% menos.

Además, se duda de la calidad de estas semillas que no fueron seleccionadas por los productores como usualmente se hacia. “Nos sacaron los pasaportes, las visas, pero no nos montaron en el avión. No lo entendemos“. También les resulta curioso que no se les haya permitido la selección en el puerto de Puerto Cabello.

Por eso introdujeron un informe en el Sebin, con la intención de consignar evidencias que hacen constar la irregularidad y dejan ver que, de haber fallas con la calidad de la cosecha, será por causa de las pésimas condiciones de la importación. “A nosotros no nos van a decir de qué manera se almacenan las semillas. Tenemos años haciéndolo. El problema no está en nuestro trabajo”.

Carlos Molina, productor de Mérida, no titubeó al asegurar que las instituciones del Estado no sirven. “Pedimos que investiguen la irregularidad. Nosotros le pagamos a Agropatria. Eso no es gratis. Nos deben devolver nuestra libertad y así poder hablar de verdad de soberanía alimentaria.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.