COMPARTE

Dayrí Blanco

 

La orden de reintegro de su doctor era el único papel que
llevaba César Dávila, pero salió con otro en sus manos. Habían pasado 11 meses
desde que inició el reposo y el miércoles 11 de noviembre le correspondía
volver a su puesto en FCA Chrysler de Venezuela. Pasó por servicio médico y al
entrar a Recursos Humanos se hizo oficial lo que ya le habían anunciado. Había
sido despedido. La crisis económica así lo determinó. Su caso es solo uno más
que se ha derivado de la caída en la producción de las ensambladoras del país
que cerrarán el 2015 con una caída de 90,47%.

Solo 10 mil 963 unidades se lograrán armar hasta diciembre
entre las plantas instaladas en Carabobo, que en su conjunto (Ford, General
Motors y FCA) tienen una capacidad anual de 115 mil. La industria no ha podido recuperarse.
El 2014 había sido histórico en números bajos de fabricación, pero éste será
peor. El año pasado se ensamblaron 12 mil 121, lo que significa que al sacar
las cuentas en 2015 se harán 10% menos vehículos que en 2014, cuando se
registró una caída de 80%.

En FCA Chrysler actualmente se arma un promedio de 100
unidades semanales para llegar a la meta de mil 980 que representa el 17% de la
capacidad productiva. Christian Pereira, secretario general del sindicato,
explicó que aunque habrá un aumento de 30% respecto a las 1510 unidades de
2014, “los números siguen siendo nefastos”. Hasta ahora la gerencia no ha
anunciado un nuevo laudo arbitral como el que incluyó a César Dávila y 75
trabajadores más, pero se desconoce cronograma de manufactura para 2016.

La situación es similar en Ford Motors. Solo entre 300 y 500
personas de una nómina de dos mil 300 están activas para sacar 12 unidades
diarias, entre Ecosport y F250 que es menos del 10% de la capacidad. Hasta
octubre esa planta fabricó dos mil 983 unidades, y según Gilberto Troya,
secretario general del sindicato, hasta el 15 de diciembre se harán 500 más,
que en la suma es 30% menos que las que se hicieron en 2014.

En General Motors se está a la espera de la llegada de un
material proveniente de Corea para el ensamblaje de 700 unidades entre Aveo,
Orlando y Cruze en sus versiones 2015, porque por primera vez no se hicieron
las pruebas y adecuaciones en la planta para los modelos del próximo año. La
producción en esta empresa sigue detenida desde mediados de agosto por falta de
materia prima. Se espera que sean llamados 900 trabajadores de la nómina de dos
mil 600, en caso que se reactiven las líneas la próxima semana.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.