COMPARTE


Las refinerías han tenido constantes paralizaciones este año. (Foto Archivo/El Carabobeño)

Dayrí Blanco

Petróleos de Venezuela (Pdvsa) está en caída libre. Todo indica que la crisis del aparato productivo no es exclusiva del sector privado. Cada día menos crudo y gasolina salen de las industrias nacionales. En 40% ha disminuido la producción. La falta de mantenimiento ha causado severos problemas en las plantas catalíticas y en las calderas de las refinerías.

José Bodas, secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv) así lo denunció. A dos años de la tragedia de Amuay, el centro refinador de Paraguaná no se ha recuperado. Trabaja al 65% de su capacidad. El Palito y la refinería de Puerto La Cruz han tenido reiterativas paradas este año por las constantes fallas en su maquinaria.

Pero eso no es todo. El sistema nacional de electricidad le surte esta energía a El Palito. Se trata de una desviación porque la refinería tiene toda la infraestructura para producir su propia electricidad, pero no lo hace por falta de mantenimiento. Lo mismo ocurre en Puerto La Cruz.

Tanto la producción de crudo como la de gasolina está comprometida, cada año es menos, y no se incrementa. La prueba concreta es que se está comprando petróleo liviano a Argelia, porque una parte del que producimos va al mercado internacional, y la otra se destina para el pago de deudas y convenios, sostuvo Bodas. Por eso se importa el liviano, para poder procesar el extrapesado de la faja del Orinoco.

El secretario ratificó el compromiso con la industria, y el sentido de pertenencia de los técnicos y demás trabajadores. El problema ha sido una gerencia que no está a la altura de las exigencias de la empresa. “Quienes manejan Pdvsa son militantes del partido de Gobierno, y tienen falta de capacidad técnica y científica que ocultan con una chaqueta roja”.

Política brutal

Como brutal calificó Bodas la política de Pdvsa de no reconocer el 80% de la convención colectiva, y de desconocer las organizaciones sindicales autónomas.

El trabajador denunció que de las 42 mil viviendas que establece el contrato de los empleados petroleros, no se ha hecho ninguna. Tampoco se cumple desde hace cinco años el ajuste de salario por antigüedad, y desde el año pasado no se realiza la dotación de implementos de seguridad.

No es casual que los salarios de los trabajadores petroleros estén totalmente destruidos. Hay una política de perseguir a los delegados de prevención, a los miembros del comité de higiene y a los dirigentes sindicales de base, indicó Bodas. Hizo un llamado a desligarse de tendencias partidistas para favorecer la unión de los trabajadores petroleros del país.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.