COMPARTE


La indebida aplicación de los protocolos contra el ébola podría ocasionar accidentes. (Foto Archivo/El Carabobeño)

Litzy Sanz Nava
lsanz@el-carabobeno.com

Los protocolos sanitarios a aplicar en los puertos venezolanos para evitar el ingreso del virus ébola deben estar ajustados a una realidad para terminales, como la carabobeña, que recibe el 80% de los alimentos que se consumen en el país.

Evelio Colina, empresario naviero de Puerto Cabello y experto en actividades portuarias con varias décadas de experiencia, alertó que la intención de implementar como medida una inspección médica, en bahía, a los buques en cola para la descarga de mercancías en los muelles locales, no solo es un riesgo para el personal a cargo de esta supervisión, sino que además viola las normas de seguridad redactadas en la Ley General de Marinas y Actividades Conexas, así como acuerdos internacionales entre ellos FAL 65, de la cual Venezuela es signataria. Además constituye un importante retraso para las operaciones portuarias de esta terminal, destacó.

El experto informó que desde hace cuatro décadas la inspección de buques en bahía no cuenta con el aval de la normativa portuaria internacional y es rechazada por autoridades portuarias inclusive en Venezuela, debido al riesgo que implican acciones como subir a un buque por una escalera de emergencia en medio del mar.

El último accidente local dejó una persona decapitada y aplastada por el choque de dos embarcaciones, precisó el declarante.

Mesa de Trabajo

Colina aclaró que en ningún momento la intención de la comunidad naviera es oponerse a la aplicación de un procedimiento que impida la entrada del mortal virus al puerto carabobeño. Pero debemos tomar en cuenta que la retención de un buque en una de las áreas de fondeo y su inspección en alta mar, no es la solución. Por el contrario, profundizará los problemas económicos de la nación, sentenció.

Explicó que procedimientos como una inspección en bahía, además del riesgo que implican incrementarían los costos operativos y por ende el precio del producto para el consumidor final.

A juicio del empresario, la adecuación de estos protocolos debe hacerse en mesa de trabajo con todos los actores involucrados en la actividad portuaria, para la búsqueda de alternativas sustentables, como una inspección en muelle y medidas de prohibición de la tripulación en caso de que se sospeche la existencia de algún caso. Todo capitán es responsable de su nave y de la tripulación, entre sus deberes está mostrar una constancia de las condiciones de todos a bordo. En algunos casos los buques cuentan con un médico a bordo. La inspección es entonces solo un procedimiento más de los que hay que seguir ajustándose a la norma, aclaró.

OMI insta a no cesar actividades portuarias

Colina mostró un comunicado enviado en septiembre de 2014 por la Organización Marítima Internacional (OMI) a todos los Estados miembros, organizaciones intergubernamentales y no, reconocidas como entidades consultivas.

En el texto de ocho páginas, el Comité de Emergencias de la OMI recomienda no prohibir el comercio ni los viajes internacionales, así como tampoco dar paso a las restricciones de viaje ni la detección activa de la gente de mar, pasajeros y otras personas; a su llegada a los puertos marítimos, en los países no afectados y que no comparten fronteras con las naciones cuyos habitantes sí registran casos. La aplicación de los protocolos recomendados en el capítulo 12 del Convenio Solas y en el Código Internacional de Protección de Buques e Instalaciones Portuarias (PBIP), es una salida confiable para evitar el ingreso del mortal virus, cita el comunicado.

ALBA acordó plan para prevenir y combatir el VIRUS

La Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA) acordó un plan de acción para combatir y protegerse del ébola, en una cumbre extraordinaria celebrada en La Habana, en la que Cuba anunció que va a enviar otras dos brigadas médicas a África Occidental para luchar contra la epidemia. Hemos aprobado un plan de acción que nos va a permitir juntar los esfuerzos para prevenir y proteger a nuestros pueblos de esta amenaza. También para apoyar el esfuerzo de Cuba que está en la vanguardia del apoyo al África Occidental, dijo el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, al término de una reunión que duró apenas tres horas y que se saldó con una declaración conjunta de 23 puntos.

En ese documento el bloque bolivariano hace énfasis en acciones preventivas como la activación de una red de vigilancia epidemiológica, reforzar las medidas de control en las fronteras de los países miembros, diseñar campañas de educación pública para la población o incidir en la formación de personal sanitario especializado. Según el presidente de Venezuela se establecerá además un centro de control común sobre la enfermedad y se crearán brigadas de acción rápida en caso de emergencias en los países miembros. Además, la alianza bolivariana se compromete a atender con prioridad las necesidades especiales de los países del Caribe para enfrentar eventuales casos de ébola. Especialistas y técnicos de los países de la ALBA celebrarán los días 29 y 30 de octubre una nueva reunión en La Habana para concretar ese plan de acción que los ministros de Salud del bloque deberán tener listo el 5 de noviembre. Representantes de todos los países de la ALBA incluidos jefes de Estado como Maduro y los presidentes de Nicaragua, Daniel Ortega, y Bolivia, Evo Morales, acudieron a la cumbre de este lunes donde el anfitrión, Raúl Castro, anunció que este 21 de octubre partirán hacia África dos nuevas brigadas de profesionales sanitarios cubanos para luchar contra el ébola. Se trata de 91 médicos y enfermeros, de los que 53 irán destinados a Liberia y 38 a Guinea Conakry, los dos países más afectados por la epidemia junto a Sierra Leona, donde está desde primeros de octubre un grupo de 165 cooperantes sanitarios cubanos. Además de estas brigadas, Cuba mantiene en diferentes países del continente africano más de 4.000 cooperantes, entre ellos 2.269 médicos. Raúl Castro aprovechó para recalcar que su país está dispuesto a trabajar codo con codo con todos los países, incluido Estados Unidos, en el combate contra esta enfermedad.

La contribución de Cuba en África contra el ébola fue elogiada este lunes por los asistentes a la cumbre y por Naciones Unidas.

La ALBA está integrada por Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica, Ecuador, Nicaragua, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas y Venezuela, en tanto que Haití es invitado permanente del bloque. (EFE)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.