COMPARTE

Dr. Gustavo Oviedo Colón || oviedo_gustavo11@hotmail.com

Y llegó la Navidad! Una época especial para todos los venezolanos, que se caracteriza por la alegría, las reuniones con amigos y familiares, pero siempre acompañada por platos gastronómicos muy propios de cada zona que en Venezuela tiene un alimento muy alegórico: la hallaca. 

Esta comida tan tradicional tiene sus orígenes en la época de la Colonia. Un ejemplo interesante del mestizaje y de la creatividad de nuestras más antiguas generaciones. Esclavos y sirvientes indígenas recogían los restos de las preparaciones de sus opresores para armar un plato heterogéneo como alimento extra a sus comidas habituales. Es así cómo mejoraron el tradicional bollo o tamal relleno y crearon un plato que, sin saberlo, llegaría a formar parte de la más hermosa y deliciosa tradición culinaria venezolana. 

En la actualidad la hallaca es preparada con masa de maíz amarillo, saborizada con caldo de gallina o carne de res, coloreada con onoto, además de llevar un guiso de carne de res, cerdo, gallina o pollo (aunque también de pescado o granos), al cual se le agregan aceitunas, uvas pasas, alcaparras, pimentón, ají dulce y cebolla. Se conjugan los tres grupos básicos: carbohidratos, las proteínas y grasas. Su valor  calórico oscila entre las 400 a 600 calorías, dependiendo de su contenido de pollo o carne de cerdo.  

Sin embargo, en nuestro país la cena navideña tiene otros alimentos tales como el pernil, el pavo, la carne de res o el pollo, acompañado del exquisito pan de jamón, la ensalada de gallina y un postre (dulce de lechosa, torta negra o panettone). Adicionalmente aportan entre mil 400 a mil 800 calorías. 

Esta tradicional comida suma entre dos mil a dos mil 400 calorías, suficientes para satisfacer nuestras necesidades calóricas de un día. Aunque tiene un elevado contenido calórico, podemos consumirla en nuestras reuniones y festejos, siempre y cuando sigamos una serie de recomendaciones, las cuales nos ayudarán a mantener nuestro peso y el equilibrio metabólico del organismo. 

Recomendaciones

–  Al ir a una fiesta, disfruta y baila. En esta actividad se gastan entre 250 a 450 calorías por hora. Pero debes ubicarte cerca de la pista y lejos de las mesas o mesones de servicio de comidas. 

– Mientras realizas tus compras, estaciona el carro lejos del establecimiento, así quemas algunas de las calorías que consumiste con el disfrute y la degustación de las hallacas.

– Pintar y decorar la casa, así como la limpieza general, es una excelente forma de quemar algunas calorías. Y si le colocamos un poco de música acorde a la ocasión será más placentero y divertido.

– La hallaca criolla tradicional tiene 183 calorías por cada 100 gramos, de las cuales casi la mitad proviene de la grasa. Si quieres comer más hallacas en la Navidad, es conveniente que las prepares con pechuga de pollo o pavo en lugar de gallina o cochino.

– Si preparas galletas, tortas o comidas ricas en azúcares y grasas, trata de no tenerlas todo el tiempo a la vista. Comerlas en las reuniones, almuerzos o cenas de esos días especialeses suficiente, pero no puedes hacer de estas un hábito diario durante el mes de diciembre. 

– Comer frutos secos tales como almendras, nueces, avellanas y maní resultan una recomendación importante ya que su aporte en ácidos grasos monoinsaturados son saludables.

– Por último, moderar el consumo de bebidas azucaradas y alcohólicas. Su elevado contenido calórico es perjudicial a nuestra salud.

Médico nutrólogo




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.