El primer encuentro internacional del festival político-musical. (Foto Archivo)

EFE

Cuarenta años después de alimentar las esperanzas de pueblos latinoamericanos gobernados por regímenes de fuerza, los protagonistas del festival “Siete días con el pueblo” se reencuentran mañana en Santo Domingo para ser homenajeados por su contribución “en mantener viva la llama de la libertad”.

El primer encuentro internacional del festival político-musical “Siete días con el pueblo” tuvo lugar entre el 25 de noviembre y el 1 de diciembre de 1974, organizado por la Central General de Trabajadores.

Fue un acto de protesta contra el entonces presidente Joaquín Balaguer.

Los españoles Quico Pi de la Serra y Víctor Manuel, los puertorriqueños Danny Rivera, Rosana y Antonio Cabán Vale (El Topo), el grupo venezolano Los Guaraguao y los dominicanos Víctor Víctor, Johnny Ventura y Ramón Leonardo, entre otros, recibirán reconocimientos oficiales en un marco de nostalgias y añoranzas.

“La presentación de ‘Siete días con el pueblo’ no solo estremeció las causas sociales y políticas de República Dominicana, sino que lo hizo también en varios países de Latinoamérica y más allá”, explicó hoy a Efe el ministro de Cultura dominicano, José Antonio Rodríguez.

El funcionario, uno de los más conocidos cantautores del país, recuerda que la presentación de esos artistas de América Latina y Europa, exponentes de la “canción de protesta”, colocó al país caribeño en el centro de la atención internacional y causó el disgusto de Gobiernos dictatoriales de la época.

Para 1974, la “mano dura” de los Gobiernos militares se imponía en Suramérica y Centroamérica; en España la dictadura franquista entraba en su último año, y en República Dominicana, el presidente Joaquín Balaguer encabezaba un régimen apoyado en las bayonetas y represor de los derechos civiles.

“Creo que ni el Gobierno ni los organizadores se esperaban la dimensión que fue adquiriendo el encuentro a medida que avanzaba en su realización y el pueblo lo hacía suyo con una pasión extraordinaria que, indudablemente, sacudía a todo el país”, recuerda Rodríguez.

Durante los siete días de celebración artística desfilaron por el escenario figuras como la argentina Mercedes Sosa, los cubanos Silvio Rodríguez y Noel Nicola, expulsados del país después de su presentación, la española Ana Belén, el mexicano Guadalupe Trigo, la puertorriqueña Lucecita Benítez, el uruguayo Roberto Darwin, y la dominicana Sonia Silvestre.

Los Guaraguao, de Venezuela, estuvieron entre los más aplaudidos con su emblemática “Las casas de cartón”, icónica canción que hoy por hoy identifica al grupo suramericano.

República Dominicana también aportó protesta al festival con grupos como Convite y su líder, Luis “Terror” Días, autor de “Obrero acepta mi mano”, una de las canciones más coreadas durante el festival.

Otros grupos locales con participaciones estelares fueron Nueva Forma, entre cuyos integrantes destacaban Víctor Víctor, Claudio Cohén, Carlos Francisco Elías y Soledad Álvarez y Expresión Joven entre quienes sobresalían el carismático Ramón Leonardo y Chico González.

Los dominicanos Johnny Ventura y Cuco Valoy, estandartes artísticos de la oposición contra Balaguer, formaron parte de las grandes figuras de “Siete días con el pueblo”.

Los dirigentes de la CGT también serán reconocidos.

“Todos los artistas que hemos invitado a estas celebraciones han manifestado su inmensa alegría de rememorar ese trascendental acontecimiento, que tendrá su punto culminante el 29 de noviembre con un espectáculo a cargo de jóvenes cantores dominicanos, que rendirán homenaje a estos forjadores de libertad”, expuso Rodríguez.

Los actos comenzarán mañana con una exposición fotográfica del festival colgada en la verja del Teatro Nacional (centro de Santo Domingo) y continuarán el día siguiente con la presentación del libro “Memorias de la cayena”, en referencia a la flor símbolo del festival.

El 27 de noviembre habrá un encuentro sobre el impacto del acontecimiento, a realizarse en Santiago (norte), y otra actividad similar en San Pedro de Macorís (este), el 1 de diciembre. Estas dos ciudades fueron subsedes del festival.

El 28 de noviembre, la Cámara de Diputados reconocerá a los artistas locales e internacionales y dos días después se pondrá en circulación un disco grabado en vivo.

“No cabe dudas, de que ‘Siete días con el pueblo’ fue una plataforma, fue una ebullición que repercutió en el espíritu de libertad de muchos pueblos; nuestro país fue el centro de la lucha por las libertades. Esos artistas soñadores encarnaron un ideal que con los años siguientes dio su fruto, ya que naciones como la nuestra disfrutan de libertades gracias a aportes como el que logró ese memorable festival, que mantuvo viva la llama de la libertad”, dijo el cantautor Rodríguez.

Consideró que, contrario a lo que pudiera pensarse, muchos jóvenes dominicanos conocen la vida y carrera de aquellos intérpretes porque sus padres se lo han contado y con ello, han mantenido vivo el respeto y admiración por su arte.

“Esa es la razón por la cual al Ministerio de Cultura ha llegado una avalancha de solicitudes de gente que desea asistir al concierto del 29 de noviembre en la ciudad colonial; será un homenaje de justicia para quienes protagonizaron un festival inolvidable en la memoria de los dominicanos y del mundo”, afirmó Rodríguez.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.