COMPARTE


Cada joven reclutado recibía entre 700 y 1.000 dólares por viaje. (Foto Archivo)

EFE

República Dominicana desmanteló una red de narcotráfico internacional que reclutaba “mulas” para traer al país cocaína y heroína en sus estómagos desde Colombia, Venezuela y Perú, y luego enviarla a Estados Unidos y distintas naciones de Europa por el mismo mecanismo, informaron fuentes oficiales.

La Dirección Nacional de Control de Drogas dominicana (DNCD) indicó este miércoles que sus servicios de inteligencia daban un riguroso seguimiento investigativo que culminó con la detención de cuatro implicados, entre los que se encuentra el líder del grupo, Carlos Manuel Martínez Vizcaíno, conocido como El Viejo.

Los cuatro detenidos son de origen dominicano y, según señaló la DNCD en un comunicado, se trata de una “peligrosa red” con representación en la República Dominicana y en Colombia.

La agencia antidrogas explicó que la red reclutaba a jóvenes de distintas comunidades de San Pedro de Macorís (sureste del país) para el transporte de drogas.

El portavoz de la institución, Miguel Medina, sostuvo que El Viejo, de 58 años, se encargaba de financiar los viajes de los jóvenes.

Estos jóvenes eran reclutados por una anciana de 76 años, y Miguel Alexis Martínez, conocido como El Flaco, ambos apresados y residentes en San Pedro de Macorís, según expresaron desde la DNCD.

Cada joven reclutado recibía entre 700 y 1.000 dólares por viaje, además de cubrirles los gastos del mismo, tales como el vuelo, hotel y alimentación durante una o varias semanas en las que pernoctaban en contacto con los colombianos.

Miguel Medina expuso que el modus operandi de la red de narcotráfico consistía en que el grupo de El Viejo hacía la selección de los jóvenes que viajaban a buscar la cocaína o heroína, principalmente a Colombia y, una vez allí, eran hospedados por los colombianos en un hotel, donde les llenaban el estómago con la droga líquida para trasladarla a la República Dominicana.

Cuando la droga llegaba al país, la red reclutaba a otras “mulas” con visado o residencia estadounidense para trasladarla, también en el interior de sus estómagos, a la ciudad de Nueva York.

Explicó que los reclutadores y los jóvenes seleccionados como “mulas” en sus conversaciones telefónicas utilizaban una jerga de palabras que servían de códigos para evitar ser descubiertos.

En este sentido, apuntó que el pasaporte era identificado como “el librito”, la ciudad de Nueva York como “las torres”, la cocaína o la heroína como “el restaurant”, y para determinar la cantidad de droga que el joven era capaz de cargar en el estómago hablaban de si “es buen comedor”.

El organismo precisó que El Viejo fue apresado el pasado 14 de agosto, y que había sido deportado en enero de 2011 desde Estados Unidos, donde cumplió seis años de prisión por narcotráfico.

Entre “las mulas” apresadas por la DNCD se encuentran Carlos Leandro Colón, quien fue detenido el pasado 25 de mayo en el Aeropuerto Internacional de Las Américas (AILA) a su regreso desde Colombia.

Éste llevaba en su estómago cuando fue detenido 27 bolsitas de heroína líquida, con un peso de 770 gramos, las cuales expulsó a través de una laparotomía exploratoria que se le practicó en el Hospital Central de las Fuerzas Armadas dominicanas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.