COMPARTE

dpa

El Real Madrid apenas logró un empate 0-0 en su visita
al campo del recién ascendido Sporting de Gijón, donde el conjunto blanco
evidenció sus problemas para hacer goles.

El debut en la Liga española del Real Madrid fue también el
primer partido oficial de Rafa Benítez, saldado de forma insatisfactoria para
sus intereses. Su equipo dominó a su modesto adversario, que celebró
efusivamente el punto logrado tras el ejercicio de impotencia ante el gol
exhibido por su rival.

La primera parte tuvo mucho ritmo porque el Sporting nunca
renunció a jugar el balón y propuso un partido dinámico que el Real Madrid
aceptó no sin riesgo. Naturalmente, los blancos acumularon más llegadas y
ocasiones, pero la oportunidad más clara antes del descanso fue para el
Sporting.

Benítez apostó por una delantera compuesta por Cristiano,
Bale y Jesé, siempre con libertad de movimientos para los tres, y James
Rodríguez se quedó inicialmente en el banquillo. Además, Keylor Navas fue el
arquero titular y el equipo visitante intentó presionar en campo ajeno, aunque
no siempre con sincronía.

Bale tuvo la primera gran ocasión del Real Madrid en un mano
a mano que desperdició. Pero los blancos nunca tuvieron el pleno control del
duelo y concedieron un partido de ida y vuelta, algo que quizá no le interesaba.

Así, la mejor ocasión de la primera parte fue para el
Sporting, con un remate de Sanabria a los 36 minutos que se estrelló en el
larguero y picó en la línea. Luego, Cristiano Ronaldo fue víctima de un claro
agarrón en el área local que el árbitro no vio.

El descanso llegó en un suspiro, producto del alto ritmo
mostrado por ambos equipos. Y el Real Madrid comenzó la segunda parte con mucha
intensidad y poco a poco fue acorralando a su rival en el área, acumulando
llegadas y ocasiones.

Pero al conjunto blanco le cuesta mucho marcar en los
albores de la etapa de Benítez. Buena parte de culpa lo tiene el bajo momento
de Cristiano Ronaldo, quien acumuló suficientes remates como para marcar su
primer gol en la nueva edición de la Liga española.

En realidad, todo el Real Madrid mereció mejor suerte a
tenor de las ocasiones acumuladas. Tiró 25 veces a puerta y el Sporting sólo lo
hizo en cinco ocasiones. El conjunto de Benítez evidenció problemas de gol que
le llevaron a sumar su primera decepción de esta temporada.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.